El Fogón de la Editora

LA HISTORIA SIN FIN

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

En aquel pasado no tan remoto de la Venezuela de finales del siglo XX, muchísima gente repetía: “Es que ¡con los adecos se vive mejor! Ellos roban, pero dejan robar…”.

Nuestro país siempre, pero siempre, ha sido saqueado. Cada vez que alguien ha podido, le mete la mano a lo que es de todos, y se lo agarra. ¡Las riquezas de Venezuela tienen pega-pega!

Chávez no desembarcó de una nave espacial, proveniente de la lejana galaxia Robomena. El asunto es que él, junto con el resto de sus bandidos, no aguanta la más mínima comparación con todo lo malo que le pudo haber ocurrido a nuestro país en el pasado. Lo que se vive hoy en día en Venezuela es la desgracia elevada a la última potencia de la miseria. Las maldades, sinvergüenzuras y relajos que protagonizaron por años adecos y copeyanos apenas resultaron ser la cuota inicial de todas las penurias que ha vivido nuestro pueblo en estos últimos veinte tantos años de dictadura arreglada.

Yo, ni soy una niña, ni tampoco acabo de llegar a Estados Unidos. Ni a mí, ni a muchísimos venezolanos de mi generación nos pueden hacer cuentos largos. Sabemos muy bien lo que pasó. Así como sabemos muy bien, también, quién es quien tanto acá como allá.

Igual que en el caso de muchos de nuestros hermanos cubanos, NO sufrimos del “Síndrome Batista”. Poquísimos de ellos anhelan regresar a los días de aquella espantosa dictadura que “funcionaba” desde el vicio, el horror y el gansterismo político.

Lo que los cubanos de antes y de ahora, y lo que los venezolanos también esperamos, es recuperar en nuestros países las libertades plenas y la democracia, pero las de verdad verdad.

Los lobos disfrazados de ovejas que hemos heredado de la Venezuela del pasado, con las mismas “malas mañas” que practica el chavismo, están plenamente identificados. Los segundos dan la cara, los otros se tratan de esconder en unas “supuestas” inocencias que nos intentan hacer creer. Ahora, lo que viene, nos obliga a sacar muy bien las cuentas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: