CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

La limosna del narco-régimen

Aquellos cínicos de Caracas no pueden sancionar una supuesta ley de protección a los jubilados y pensionados en Venezuela, cuando la limosna en forma de pensiones que paga el régimen, al cambio, no
llega a los 4 dólares por mes.

¡Por favor! ¡Eso es un chiste de muy mal gusto! ¿Qué tipo de “protección” ofrece ese último disparate copia y pega de la inútil legislación cubana?

Los jubilados y pensionados en Venezuela no reciben lo suficiente ni para pagar un paquete de aspirinas. Y resulta que viviendo y desgastándose en aquel infierno, a nuestra gente le ha salido de todo. Con las
pullas en bolívares que reciben, nadie puede pagar un tratamiento de ninguna enfermedad crónica.

¡Coño: es que con lo que reciben no da ni para comprarse en helado Tío Rico! Es que no sirve ni como instrumento electoral para la campaña del próximo fraude del colombiano. El estado venezolano, que
esa gentuza ha destrozado a punta de patadas y robos de todos los tipos y colores, lleva añales sin
responder por las necesidades mínimas de los jubilados, pensionados y trabajadores de Venezuela.

La seguridad sanitaria, médica y financiera del jubilado ha sido arrasada. El Instituto Venezolano de los Seguros Sociales fue desmantelado y reemplazado por una pandilla de chicheros cubanos con el tal Barrio Adentro. Además los reales de los fondos de pensiones, descontados semana tras semana a todos
los trabajadores de Venezuela a todo lo largo de su vida laboral, fue robado una y muchas veces. La
teórica capitalización de los fondos aportados por los trabajadores activos se transformaron en uno de
los episodios de corrupción más descomunales que ha vivido el país.

Allá la única manera de proteger al pensionado, al jubilado y al trabajador activo es pagando sus pensiones y salarios en dólares contantes y sonantes. Indexados realmente en el tiempo y en un monto mensual que cubra al menos en un cuarto el precio total de la canasta mínima nacional.

Cualquier otra historia son estupideces que no llevan a ningun lado.

Por eso Venezuela: ¡No te sigas dejando joder! ¡Vamos a ponerle fin a esta VAINA!

www.venezuelainformativa.us no se hace responsable de la opiniones que aquí se publican. Es total responsabilidad del escritor

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba