El Fogón de la Editora

LA MADRE QUE SUFRE

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

Cuando alguien tiene piedad y acompaña a la Madre Venezuela al médico internista, siempre ella sale con lo mismo.

Varias costillas quebradas, de tantas y tantas golpizas recibidas por el colombiano y por otros tantos malos hijos que la tienen medio muerta. La cara, los pómulos y los párpados hinchados por las trompadas que diariamente le propinan y por tanto llorar y sufrir por sus hijos, que padecen miserias adentro y por los otros que deambulan por el mundo.

Las dos piernas partidas y el fémur astillado; por eso es por lo que anda en muletas o en silla de ruedas. Las cuerdas vocales hinchadas ya casi sin voz de tanto que ha gritado, grita y promete no parar de gritar por el tiempo que sea, para que algún país de la tierra con alguna vergüenza y algo de sentido del honor, aparezca y detenga los abusos y las palizas que un pequeño grupo de miserables le propinan a diario sin ninguna misericordia a ella y a su pobre gente.

Finalmente el hígado, los riñones, el páncreas, el estómago y los intestinos de Venezuela están cundidos con los peores parásitos que conoce la ciencia médica; bichos que la están matando. Políticos, enchufados, fuerzas siniestras de invasión, narcofuerzas armadas bolivarianas y un porqueriero más que está acabando con su vida.

Y entonces, cuando sale de la consulta, Venezuela se consigue que aquel país que hace apenas tres años le aplicó una potente medicina en forma de sanciones y órdenes de detención en contra de los gérmenes y virus malignos que la tienen enferma, acaba recién de tomar la decisión de restringir la entrada de sus muchos hijos a Norteamérica.

Se entera también que le mataron a otros cientos de los suyos en un desastre natural que pudo haber sido evitado en Las Tejerías, y a un bojote más se los continúan devorando los ríos y los caimanes cuando se atreven a pasar El Tapón del Darién, con rumbo al sueño americano. ¡Ahora en cuotas!

Porque solo un tope de hasta 24 mil venezolanos elegidos podrán pasar a este país al año. Como si se tratará de individuos apestados, el Departamento de Migración y Fronteras de la administración Biden/Harris permitirá solo a esa cantidad de venezolanos acceder a este país, tras rodar y dar todos los tumbos imaginados a través de toda Centroamérica para llegar a sus puertas traseras.

Así pues, como se puede ver, los golpes y los maltratos a Venezuela y a la gran mayoría de sus hijos, no solo vienen de adentro de nuestro país. Una parte del planeta, tan torcida como la que nos abusa y nos trata de ahogar ha recibido el encargo de hacerle aún más infernal la vida a muchos de sus hijos. ¡Madre mía!: ¡Protege a nuestra Patria enferma y a todos sus hijos!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto:

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios