CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

La marica de Blyde

Mientras que Maduro y Diosdado, Padrino y Jorge Rodríguez, Gerardo Blyde, Eduardo Fernández y el Departamento de Estado de Estados Unidos están dedicados a sus papeles en la representación del sainete de las elecciones presidenciales libres y justas en Venezuela.

Mientras el régimen traidor de Miraflores nada en un bonanza de producción y comercialización de crudo y de gas, como nunca antes ni supo hacer ni pudo producir la inepta PDVSA roja-rojita de Chávez y de Rafael Ramírez.

Mientras que la CHEVRON extrae y comercializa cada vez más millones de barriles de crudo y millones de metros cúbicos de gas venezolano, que le roba a todos los venezolanos para rematarlos en los mercados spot a precios de mercancía hurtada. Mientras todos los meses zarpan buques petroleros del puerto de Amuay, en Falcón, con un millón de barriles con gasolina y gasoil para la tiranía cubana.

Mientras, el desastre eléctrico mantiene al venezolano postrado y a oscuras más de la mitad del día, todos los días. Los sueldos y pensiones se evaporan, pues son pagados en bolívares en una economía en donde todo se paga o se le pone el precio en dólares que suben cada día.

Mientras, como parte del sainete sobre la rehabilitación de los inhabilitados, muchos están colgados a un fallo “milagroso” entre gallos y madrugadas de la Sala Político-Administrativa del parapeto de TSJ chimbo. Del mismo tipo de aquel embuste arreglado que tanto molestó a Chávez y que calificó como de “plasta”. ¿Se acuerdan?

Mientras eso y mucho más está pasando bajo el sol del verano de Venezuela, las grandes mayorías del país ni se creen, ni les importa, ni van al mercado o vuelven a tener luz en sus casas con esos cuentos. Caballeros: Venezuela está comenzando a coger otro color. Y no es ni rojo, ni rojito. ¡Para nada!

Óigase bien: ni con quien sea habilitado, estos bichos pueden confiar que podrán mantener su paz de burbuja que sus bandidos de la oposición les han construido. Ni con la fábula de “elecciones libres y justas” inventada por los empleados de las grandes empresas petroleras norteamericanas que están chupándose a Venezuela, que estos parásitos del siglo XXI imaginen que la van a continuar pasando bien.

Ya no hay de otra; ya esto es irreversible. Venezuela está protestando en las calle por la recuperación de su calidad de vida. Venezuela está que arde en las redes. En los videos de gente agarrando por el cuello a un régimen de ladrones, embusteros y farsantes que han acabado con la vida normal de toda una nación. Venezuela está de boca a oreja y no es por un asunto de leguleyos, elecciones, inhabilitados o fe en el mejor sistema electoral del mundo.

Venezuela está rumiando por salarios y pensiones en dólares. Por la restitución inmediata de los servicios básicos de país-moderno, pero para toda la gente.

¡Te la vamos a poner bien ruda, bien difícil, a ti y a tus rufianes Nicolás Maduro! Seas o no seas el candidato de tu siguiente mentira electoral. Pongas a quien quieras poner del otro lado. A la Resistencia le es igual que sea Leocenis o Manuel Rosales. El resultado siempre será el mismo: ¡Fraude!

Ve, colombiano indocumentado: nosotros, la Resistencia, no firmamos nada contigo. No tenemos ni tendremos ningún arreglo contigo. No estamos obligados a empeñar la vida de las grandes mayoría para hacer de tu vida, de la vida de tu régimen y la de tus enchufados algo bonito. En eso quedaste con la marica de Blyde, no con nosotros, no con Venezuela: ¡pídele cuentas a él!

Para ponerlo bien claro, Maduro: la Resistencia está en el propósito contrario. Empieza a devolver lo que le han robado al pueblo de Venezuela y ya veremos luego…

Por eso Venezuela: ¡no te sigas dejando joder!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba