El Fogón de la Editora

LA NECESIDAD TIENE CARA DE PERRO

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

La estadística real de la Venezuela controlada por las mafias del siglo XXI son números de horror. Casi el 60% de los niños y muchachos del país abandonan la educación básica por tener que salir a trabajar para apoyar la sobrevivencia de sus hogares.

Conforme el estudio de la ONG Mi Convive, sobre una muestra tomada en las principales zonas populares del país, más de la mitad de nuestros jovencitos salen a patear la vida mucho antes de haber adquirido medianamente destrezas y habilidades para el trabajo.

Por aquello de que “la necesidad tiene cara de perro” los niños y jóvenes de nuestro país, la gran mayoría de la generación de relevo de la Venezuela hecha añicos, cada vez sale a trabajar más temprano y con menos herramientas para el desempeño adecuado de cualquier tipo de oficio.

Un increíblemente grande caudal de mano de obra barata, con poquísima o ninguna preparación ni para el trabajo ni mucho menos para un futuro productivo, es lo que mayoritariamente se incorpora al subempleo y a la semiesclavitud laboral en la Venezuela de hoy por hoy.

El estudio habla de “doble exclusión”. En el país del supuesto “hombre nuevo” creado por la revolución de pacotilla de aquellos malvivientes, los jóvenes de las clases populares se incorporan a la vida económica completamente lisiados, mochos de habilidades y destrezas que les permitan realmente ser productivos.

Excluidos del sistema educativo del país, pues no continúan con sus estudios, son víctimas igualmente de exclusión laboral, pues los empleos de menor paga, solo aquellos que requieren de la menor preparación, son los únicos disponibles para esa fuerza laboral de la miseria.

Trabajo por migajas, trabajos seguramente bajo explotación. Carne de maquilas. El producto de un régimen que empuja al hambre y a la miseria a una Venezuela con cada vez más grandes y más amplias diferencias sociales que nunca antes en su historia. Porque, por culpa de esta gente, el retraso de la nación venezolana dentro de Venezuela es total.

No nos engañemos: ¡Están acabando con el país!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba