Cuando el Río Suena

La sombra de ilegalidad sobre los nuevos magistrados venezolanos

Glenda Romero / Venezuela RED Informativa.us

La Comisión Especial que está abrogándose de manera írrita la designación de los nuevos 20 Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, obvia como inexistente al verdadero TSJ Legítimo, que aún mantiene su vigencia legal desde el exilio.

A propósito de ello los integrantes de este máximo Tribunal, cuya estructura se enmarca dentro del Estado de Derecho Constitucional de Venezuela, ha declarado como inexistentes a la Asamblea Nacional que se instaló en el año 2021 y que ahora pretende burlar la Carta Magna y designar a su antojo, la nueva estructura del Poder Judicial venezolano.

Existe un dictamen que responde a peticionarios, connotados abogados, exmagistrados y gremialistas, todos miembros del sistema de justicia en Venezuela descrito en la Constitución de la República, que anula el pretendido proceso de conformar un nuevo Tribunal Supremo de Justicia y la designación de las autoridades de la Inspectoría de Tribunales y la Dirección Ejecutiva de la Magistratura.

Por decisión unánime de la Sala Constitucional, fue aprobada la ponencia de la Magistrada Zuleima Del Valle González y se declaró la inexistencia de la Asamblea Nacional instalada en el Palacio Federal Legislativo de Venezuela el 5 de enero de 2021, así como la nulidad de 11 leyes, actos parlamentarios sin forma de ley, autorizaciones, aprobaciones y designaciones dictados por dicha instancia.

En esta extensa decisión se explican con todo detalle los actos, plagados de violaciones a la Constitución, que por razones políticas afines a los intereses del régimen de Maduro, tanto los integrantes del denominado usurpador Tribunal Supremo presidido en Caracas por el abogado Maikel Moreno, como los actores designados al frente del írrito Consejo Nacional Electoral, cometieron sistemáticamente; hasta llegar a la convocatoria de elecciones parlamentarias en julio de 2020, la inconstitucional reforma de las condiciones y reglamentaciones de la elección, y la celebración de un acto de selección de presuntos diputados carente de todo sustento legal el 6 de diciembre del mismo año.

La sentencia del legítimo Tribunal Supremo de Justicia, presidido en este tiempo por el Magistrado Antonio José Marval, considera igualmente nulo, ineficaz e inexistente, todo cuanto se haga desde el grupo liderado por el activista del Partido Socialista Unido de Venezuela, Jorge Rodríguez, para sustituir al usurpador Tribunal encabezado por el abogado Maikel Moreno, por otro redimensionado a 20 magistrados; también decide la inexistencia de todo proceso que condujera a la designación de un nuevo Inspector General de Tribunales y al Director de la Escuela Nacional de la Magistratura.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: