Venezuela

La tasa de escolaridad actual en Venezuela es la más baja desde el año 2014

Glenda Romero / Venezuela RED Informativa.us

Según el IV  informe sobre  la crisis del sector educativo en Venezuela, publicado por Caleidoscopio Humano y Monitor Descave  en noviembre,  la tasa de escolaridad en la educación básica, media y superior del país, es la más baja desde el año 2014.

De acuerdo al informe, escuelas públicas, e incluso privadas, carecen de las competencias mínimas en algunas áreas, por lo que muchos estudiantes reprueban matemáticas y castellano.

«Pocas semanas han transcurrido desde que se iniciaron las actividades escolares en Venezuela y son varios los obstáculos a los que se enfrentan los estudiantes que no se pueden pasar por alto»,

El  deterioro de las infraestructuras, falta de profesores, deserción y carencias en el Programa de Alimentación Escolar, han generado deserción estudiantil.

En el informe de Caleidoscopio Humano se menciona que el 43% de los planteles reportó falla de profesores. Sobre todo en educación inicial y primaria. «Más del 50% de los docentes han abandonado las aulas debido, entre otros factores a la precarización salarial».

Este año la demanda de útiles escolares registró una disminución del 40% con respecto al año 2022, y a los padres se les dificulta adquirir las listas escolares.

Según estimaciones de la organización en Venezuela, el abandono de los niños al sistema educativo se «incrementó de un 13% a un 21,4%, descendiendo la asistencia educativa a 3,6 millones de niños, niñas y adolescentes..

Las principales causas que afectan la tasa de escolaridad son la migración forzada y  la deserción escolar, toda vez que con hambre merma cualquier proyecto, como estudiar.

Uno de los puntos más llamativos del texto pasó por la poco balanceada alimentación que reciben los niños, niñas y adolescentes en los recintos educativos. «Harina amarilla, arroz, pasta, arveja, café, mortadela en lata y pollo. Estos son algunos de los escasos alimentos que están llegando a las escuelas públicas a través del Programa de Alimentación Escolar», detallan.

Esta dieta, afirma el informe, se traduce en que los «niveles de desnutrición y malnutrición en Venezuela son alarmantes».

En el último informe anual presentado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la inseguridad alimentaria en Venezuela pasó de un 2,5% (2010-2012) a un 22,9% (2019-2021). Un incremento de más del 20%.

En un informe de Cáritas Venezuela: el 28,1 % de los niños menores de 5 años en Venezuela tienen retraso en el crecimiento.

De acuerdo al informe, aproximadamente el 50% de las personas con alguna discapacidad no tienen el carnet de calificación y certificación de discapacidad que otorga  Conapdis, lo que trae como consecuencia que los jóvenes que no cuentan con el documento se le niega el acceso a derechos como la educación, atención médica adecuada y obtención de beneficios socioeconómicos.

«Las niñas, niños y jóvenes venezolanos se ven obligados a abandonar el sistema educativo tradicional ante la inacción del Estado frente a sus realidades», sostiene el informe.

El salario venezolano es el cuarto más bajo del planeta, detrás de Ruanda, Burundi y Uganda, esto ha sido una causa constante de protestas de los profesores por sus derechos en el último par de años.

Los datos del estado de los centros educativos en el país, reflejan desidia y abandono gubernamental. «Las fallas eléctricas están presentes en el 38 % de las escuelas encuestadas, el 72,2% reporta deterioro o ausencia del servicio de conexión a internet y 49,6 % tiene un mal servicio o no dispone de suministro de gas».

El 46% de las escuelas cuenta con un servicio de agua insuficiente para atender a la matrícula y el 25% no recibe servicio de agua, lo cual es causa recurrente de la suspensión de clases.

La Federación Venezolana de Maestros (FVM), advirtió en octubre que el primer día de clases se registró un 80% de inasistencia de estudiantes en las aulas y que las escuelas no estaban en condiciones para recibir estudiantes.

La educación superior también enfrenta un drama. Fundaredes, en su informe De la excelencia a la decadencia, informó que,  en la última década el régimen  venezolano ha disminuido en casi un 98 % el presupuesto de las 72 universidades públicas y a las Universidades privadas sólo pueden ingresar los privilegiados, dado su elevadísimo costo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba