CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Lacava y sus vampiros

Todo lo que ocurre en nuestro país en materia de gobierno, con esta gente, siempre parece un chiste malo. Precisamente en estos días, cuando está fresco el último halving de BITCOIN que golpea las comisiones para los mineros de criptomonedas, llevándolas a la mitad, es que a La Cava y sus vampiros les da por allanar a las potentísimas granjas de minado de criptomonedas establecidas en el centro del país.

La Resistencia lleva más de tres años denunciando por todos lados la existencia de las granjas de minería, que literalmente se están tragando la poca electricidad que se genera y se distribuye en el país. Venezuela a oscuras la mitad de todos los días, y las granjas de minería consumiendo ininterrumpidamente electricidad de la buena, sin fallas y a costo cero.

Por razones obvias: las famosas granjas son justamente o propiedad o en asociación con los principales enchufados civiles y militares de la mafias de delincuentes del régimen que controla a Venezuela. ¿Entonces por qué ahora salen a cerrarlas?

Pues porque se redujeron a la mitad las ganancias o “premios” que reciben los dueños de los equipos. Es que todos esos vivos-estúpidos se metieron en tecnología vieja, de segunda mano, china con toda seguridad, incapaz de continuar siendo rentables ante la reducción por mitad de las utilidades que reciben los mineros por construir los bloques de intercambios o de contratos inteligentes.

Nada, una cosa es hacer plata fácil porque no pagan la gigantesca cantidad de electricidad que se comen; y otra cuando, desde afuera, te la ponen más cara. O eres aun más eficiente, o simplemente sales del negocio.

Y ya sabemos, para incompetentes e ineficaces que se los busquen a ellos. Así que es más rentable políticamente hacer un escándalo por la aparición de las granjas de criptomonedas en Aragua, Carabobo o en los carteles o en PDVSA, y el bojote que existen en el Zulia propiedad de Manuel Rosales y los pillos que siempre le acompañan, que seguir perdiendo dinero.

Y así los sinvergüenzas de siempre, de paso, se las dan de solidarios y decentes con la luz que les roban a todas las familias de Venezuela. Desgraciados, ¿arriba se creen que los venezolanos somos imbéciles?

Por eso Venezuela: ¡No te sigas dejando joder! ¡Vamos a ponerle fin a esta VAINA!

www.venezuelainformativa.us no se hace responsable de la opiniones que aquí se publican. Es total responsabilidad del escritor

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba