La Columna de Pablo Medina

Las dos bandas

Pablo Medina / Venezuela RED Informativa.us

Los arreglos entre la prostituida oposición y la dictadura en México comprometen a la primera en tapar todas las porquerías que lleve a cabo el régimen, en su propósito de mantener de rodillas al país.

Es por eso que en la Venezuela de febrero de 2022, no pasa nada. Solo se habla de las elecciones de 2024 y de los precandidatos. De las idas y venidas del «Koki» y de las carteras, los zapatos y los relojes que usan los ladrones de Miraflores, que cuestan una fortuna.

O sea: en Venezuela, según ellos, todo el mundo tiene trabajo, hay agua, luz, Internet, buenas pensiones para los viejitos del IVSS y la gente “prospera”. ¡Pues no, señores!

La verdad es que el país se descose por sus cuatro costados. Nuestra gente se está muriendo de mengua. El régimen acaba de inventar un nuevo impuesto, una vulgar raqueta para tumbarle la platica a la gente, que sus familiares le mandan de afuera. Y ninguno de ellos ni habla ni hace absolutamente nada para que todo “eso” deje de ocurrir.

Hay que Resistir y no aceptar que nos lleven, aunque nos arreen, una y otra vez, al matadero inútil de lo electoral. Resistencia es conflicto. Resistencia es protesta. Y, para eso, no necesitamos a ninguna de LAS DOS BANDAS, ¡déjense de vainas!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: