El Fogón de la Editora

LAVAR LAS CULPAS

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

Casi todo el territorio norte costero de nuestro país se está descociendo a punta de tantos y tantos interminables aguaceros.

El invierno en Venezuela se está despidiendo en medio de fuertes vaguadas, desbordamientos de ríos y caños, y lamentables y tremendas pérdidas humanas y materiales.

El agua enloquecida por todo el país está también escondiendo los desastres que en materia urbanística y de soporte de vida es responsable el NARCO-RÉGIMEN de Caracas.

El tamaño de los aguaceros, cordonazos y derrumbes no pueden ocultar la responsabilidad directa de la dictadura sobre el genocidio en Las Tejerías, Estado Aragua.

¡Pues claro que las fuertes lluvias arrasaron a medio pueblo! Pero también existe el hecho que se llevó a cabo un tremendo daño ecológico, que causaron las explosiones con dinamita del consorcio ruso socio de los hampones del régimen, sobre las laderas de Cerro de Níquel. Ello fragilizó de una manera dramática el cerro, las montañas y los sistemas hídricos de la zona, acabando el Tejerías y su gente.

Si en nuestra querida Venezuela se hizo una mala costumbre mediática tapar un escándalo de corrupción con otro escándalo de corrupción, en este momento los aguaceros son una tremenda excusa para que el NARCO-RÉGIMEN intente lavar sus culpas por el feroz asesinato colectivo que llevaron a cabo en Las Tejerías.

Los ríos y las cañadas de un país riquísimo, que ha manejado y despilfarrado tantos y tantos recursos económicos en estupideces y en vagabunderías, ya deberían estar controlados por todos los venezolanos. Si Holanda, por decir algo, lo ha conseguido, ha podido dominar las aguas, la Venezuela varias veces saudita todavía se derrumba cada vez que llueve duro.

La matanza de Las Tejerías, propiciada por la irresponsabilidad criminal de un régimen que no tiene interés alguno por la gente, no puede quedar sumergida bajo nuestro inclemente invierno tropical de todos los años.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: