CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Lo dijo el general Gómez

Pablo Medina / Venezuela RED Informativa.us

Por allá por los años 20 del siglo pasado el GENERAL GÓMEZ decía: “O me tumban o me aguantan”. Cien años después, el país está igualito. O sacamos al caliche de Miraflores, o nos lo calamos ¡Usted verá!

Es Venezuela la que se está jugando su destino, o se está rifando su desgracia. Porque con estos delincuentes en el poder, el futuro del país puede ser idéntico al pasado de los 23 últimos años que han transcurrido.

Porque, lógicamente, no se puede esperar otra cosa más que lo que ha sucedido; con estos tipos no hay forma alguna de esperar un futuro mejor para todo nuestro país. Lo pinten como lo pinten, no se puede esperar algo distinto que surja de las elecciones de 2024.

Es que estos fulanos, está más que demostrado, no tienen nada que darle a Venezuela; solo saben quitar, robar, encarcelar, mentir, matar y empujar al vacío a millones de venezolanos para que se larguen del país.

A todos estos bichos del régimen no les queda nada que ofrecer, porque tampoco hayan hecho el intento de cumplir durante el tiempo que llevan mandando. Se cae de MADURO: A quien no quiso, ni pudo, ni hizo, no se le puede creer, 23 años después, que vaya a hacer algo mañana.

La misma salsa le sale a la oposición del régimen. Agotada por sus interminables mentiras y complicidades inocultables, no puede esperar ahora que el país le crea, por más que ponga una cara “nueva”, una cara “fresca”, a repetir su misma cantaleta de siempre, luego de sus primarias. ¡Venezuela hay que avanzar e ir por otro lado!

Un gobierno en el exilio, una Junta de Gobierno de la Resistencia que redibuje al país. Que construya un discurso de calle, con las acciones y políticas públicas que afecten y apunten a enderezar la vida de millones de venezolanos, es lo que tiene que venir ahora, y los trabajadores están marcando la pauta; y grupos regionales como el GPS en el estado Lara.

Es un disparate eso de realizar unas elecciones primarias, para elegir un nuevo liderazgo nacional que enfrente al régimen. Venezuela necesita un gobierno propositivo, que exalte y arme a la gente con un discurso de cambio, basada en posibilidades reales para la acción. Que seduzca e invite al venezolano a la protesta, desde la calle, a la solución de los enormes problemas en que está metida nuestra gente.

Allá, en Venezuela, no podemos continuar “aguantándolos”, como decía Gómez. Allá, en Venezuela, debemos “tumbar” al régimen a punta de propuestas posibles, convertidas en protestas callejeras y colectivas que sirvan para la reconstrucción del país a breve plazo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba