El Fogón de la Editora

LOS ALEMANES ESTÁN BIEN PELAOS

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

Es que los alemanes, que son todos unos nazis según Maduro, seguramente están en el propósito también de la desestabilización del régimen de Miraflores. Aún así, el gobierno alemán debió haber sido el primer sorprendido por la suspensión del canal DW de las parrillas cableras en Venezuela, por andar diciendo lo que ocurre en el país.

Y no puede ser de otra forma, pues Alemania, el Departamento de Estado de este país, así como el resto de la Unión Europea están seguros y muy convencidos de la recuperación de la plena democracia en Venezuela a través de la realización de elecciones libres y justas a mediados de este año.

Todos ellos esperan la rehabilitación política de María Corina y el respeto a los verdaderos resultados electorales por parte de Elvis Amoroso y sus rufianes del CNE. No importa que las cableras solo transmitan comiquitas, películas viejas y programas de cocina.

Tampoco tiene mayor importancia que más de 200 emisoras de radio hayan sido sacadas del aire. Ya no quede alguna prensa escrita libre. Que al periodista venezolano que se le ocurra hablar de la pesadilla de vida que llevan los venezolanos en Venezuela sea acusado de intento de golpe de estado, incitación a la violencia y vestirse feo, y de paso termine preso.

Total, allá en Venezuela, los pelos del burro son negros. En todas las fotos el burro sale de negro. La gente que lo ha montado afirma que es de color negro, pero el régimen insiste en asegurar que el mencionado equino tiene un finísimo pelaje color caramelo. Y entonces toca creérselo.

Total que la realidad que contempla el resto del mundo sobre lo que sucede en Venezuela es completa y totalmente surrealista. Gobiernos y países enteros solo ven lo que a sus grandes empresas energéticas y mineras les interesa que la gente vea y se crea. Solo lo que les conviene que piensen muy pocos, es lo que puede “existir”. ¡Lo demás simplemente no ocurre!

Porque es el caso que ningún gobierno del mundo, en su sano juicio, puede tan siquiera imaginar que una nación destruida por unas bandas de delincuentes internacionales por más de 20 años ininterrumpidos, realmente se puede tomar medianamente en serio a una señora que dice poder llegar hasta el final a punta de votos para sacar a esos facinerosos del poder.

¡Esa no existe!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba