CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Los nuevos «mejores amigos»

Resulta que más de un emocionado, por supuesto tarifados, pretenden hacer creer a los venezolanos que el Departamento de Estado de los Estados Unidos de Norteamérica está echando chispas en contra del régimen de Caracas.

Muchos angelitos sin aureola esperan que creamos que el Departamento de Estado está que se traga a Maduro y a sus rufianes por haber ordenado al TSJ chimbo el “desconocimiento” de los resultados de las primarias de la oposición. Que por culpa de Miraflores y de los cubanos que manejan Venezuela desde el Palacio Blanco, le hicieron quedar mal luego de haberle puesto tanto empeño a la payasada en Barbados.

Y la verdad es que si la política exterior de la actual administración norteamericana estuviese realmente comprometida con la recuperación de la democracia en Venezuela, no habría dado tanto por tan poco; decepcionando a tantos y tantos venezolanos que han sido hechos trizas por las BOLIMAFIAS del siglo XXI.

Pero así como digo una cosa, digo la otra. ¡Como agentes de la CHEVRON y de las grandes empresas petroleras han sido excepcionales! En Venezuela sacan y sacan petróleo, el régimen lo vende y se queda con los reales, robándose hasta el último céntimo al pueblo venezolano, legítimo dueño del subsuelo de nuestro país. En cuanto a aquello de las famosas elecciones “justas”, “eso” todavía no sale por ningún lado. Pero hay que tener fe…

¡Los milagros suceden!

Yo no me creo eso de que los americanos estén bravos con Maduro y sus compinches. Como seguramente el señor Juan González y Alejandro Mayorga, asesores del presidente Biden para América Latina, tampoco es que estén bravos con los pillos del régimen. Mucho menos el señor Gerardo Blyde, un miserable venezolano no electo por nadie, pero dedicado a revender a todo un país a cambio del dinero manchado proveniente del régimen de Caracas.

Para mí todos sabían y estaban al tanto de las triquiñuelas de Diosdado Cabello para desmoralizar, a punta de psicoterror, a los alegres a la práctica del voto en Venezuela en tiempos de tiranía y genocidio.

Y ha de ser así, aunque nadie me lo haya dicho. Si no, ¿a cuenta de qué funcionarios medios del Departamento de Estado de este país y de la Administración Área Federal llevan varios días en Caracas arreglando los detalles, preparando el reinicio de los vuelos directos entre Venezuela y Estados Unidos, mucho antes de que termine este año? Si no lo sabían, es bueno que se enteren.

Las relaciones entre la HAMPOCRACIA del siglo XXI y la actual administración norteamericana va viento en popa. ¡De besitos de novios! Son los mejores nuevos amigos…

Pronto, muy pronto, los bandidos rojos-rojitos van a poder venir a Estados Unidos a revisar sus inversiones, sus casas y las queridas y queridos que dejaron como testaferros de todos sus corotos cuando Donald Trump la agarró con ellos.

Lo que no tengo muy claro es lo que va a suceder primero. ¿Los vuelos directos Venezuela-Estados Unidos o la reapertura de la Embajada Norteamericana en Caracas con todo y su sección consular? ¿Quién sabe?

Por eso: ¡Dios, Venezuela Libre y Cese de la Ocupación!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba