CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

«Luis Vicente Camaleón», no se puede tapar el sol…

Hablando muy en serio. No puede existir algún individuo, de donde sea, que se pueda creer que el régimen de Maduro cuenta con los votos de verdad-verdad para ganarle a quien sea en las elecciones programadas para el 28 de julio. ¡Pero ni loco!

¡O eres un completo imbécil o estas requete-enchufado! No puede haber de otra. Es que nadie con dos dedos de frente se puede tragar el cuento de la relección de un fulano que todo el mundo sabe que tiene al país postrado y echo una porquería. Que donde quiera que llega, siempre está acompañado por matones cubanos e iraníes para que no se le despeine el moño, nunca, pero nunca, falta alguien que le mente la madre por el desastre en que todos viven allá.

Por favor: no hay Schemel, ni «Luis Vicente Cabrón» y su empresa «Falso-análisis» o ni quien sea que pueda hacer medianamente convincente un supuesto triunfo electoral del colombiano el 28 de julio por la legal. ¡Ni de bromas!

A Venezuela y la gran mayoría de los venezolanos estos mafiosos nos han arrastrado a la ruina.

Todo lo que dicen esos delincuentes de estado que van a hacer o prometen que ahora sí van a llevar a cabo, llevan más de 20 años deteriorando, destruyendo y robando a manos llenas cualquier cosa que tocan.

¡No hay forma de engañar a nadie, a menos que te convenga hacerte el tonto! No hay ni “guerra económica”, ni “sanciones”, ni aquello de “se acabó el petróleo y el gas” del subsuelo venezolano con que puedan tratar de convencer en serio a alguien por el criminal fracaso de esos rufianes, luego de tantos y tantos años sin soltar el coroto.

Los muchos o los pocos quienes decidan ir o no ir a votar el 28 de julio, no lo van a hacer por Maduro, ni por la continuidad de aquel desastre. Es que tiene realmente muy poca importancia que el país conozca o no conozca a González Urrutia. Cualquiera, cualquiera que salga en la cara opuesta del tarjetón electoral donde aparezca Maduro, es preferible antes que el colombiano otra vez tratando de pasar sus votos falsos.

Ni puede ser, ni tampoco puede volver a ocurrir, que la Venezuela que vale la pena, que es la gran mayoría, se quede quieta ante el tercer fraude electoral continuado, clarito y descarado otra vez llevado a cabo por el colombiano sinvergüenza que usurpa el poder en nuestro país.

Si el Departamento de Estado o la Unión Europea o el resto de los gobiernos de los países de Occidente que hoy por hoy sus grandes empresas están metidas en la fila para darle palo a la piñata de los recursos que esa gente continúa negociando a precios de mercancía robada en Venezuela, aténganse a las consecuencias.

Advertimos a sus electores del crimen de complicidad que están llevando a cabo de forma continua en contra de la totalidad de un pueblo indefenso, como lo es el venezolano. Ni con la asociación del régimen de Maduro con empresas como la CHEVRON, ni con la enorme cabuya de compañías de sus países dedicadas al negocio de los hidrocarburos y a la minería haciendo negocios con el NARCO-RÉGIMEN de Caracas van a poder tapar ni esconder, este otro colosal fraude electoral que el régimen está montando y tiene en pleno desarrollo. ¡No hay plata que oculte la verdad!

Por eso Venezuela: ¡No te sigas dejando joder! ¡Vamos a ponerle fin a esta VAINA!

www.venezuelainformativa.us no se hace responsable de la opiniones que aquí se publican. Es total responsabilidad del escritor

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba