CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

¿Maduro farol de la calle?

Pero bueno Maduro: ¡No debe haber 12 bases en el Esequibo, chico! Con toda seguridad debe llegar la cuenta a 100 instalaciones militares de todo tipo.

Los guyaneses deben tener en la Zona en Reclamación más gente de la que llega a Elorza un 19 de marzo. Lo mismo que sus vecinos de Cayena, quienes hasta tienen la base de lanzamientos aeroespacial de la Comunidad Europea, la NASA de Europa.

Pero bueno, chico: ¿tú vas a seguir porfiando en que los venezolanos somos estúpidos?

¿Qué es lo que supuestamente te angustia Maduro? ¿Que los norteamericanos tengan estaciones de la CIA y bases de sus fuerzas especiales en el Esequibo? ¿Que el MI5 inglés y la contrainteligencia francesa también estén alojados en nuestro territorio abandonado por Chávez y por ti?, ¿recuerdas que fuiste su supuesto canciller por varios años? ¡No me jodas, vale!

Te horrorizas como si tú y tus compinches no tuviesen alojados de forma permanente a las cucarachas de Irán en nuestro país. Unos bichos peligrosísimos que hacen lo que les viene en gana en cualquier lado de Venezuela. Unos pajarracos operadores del mal y del terror, bombas humanas de un estado que como práctica de política exterior se dedica al mal, al terror y al financiamiento de lo abominable.

Porque no aprovechas uno de tus momentos de exaltación y le explicas a Venezuela, que no es tu país, en qué consiste el regalo de un millón de hectáreas de mi país a esa gente tan rara.

¿Para sembrar? ¿Para sembrar qué, chico? ¿Ensambladoras de drones con ojivas repletas de explosivos para mantener en chantaje a esta parte del hemisferio? ¿O campamentos vacacionales y aliviaderos para esconder a los aberrados que tienen como oficio matar familias enteras de judíos en Gaza?

Eso es lo que te tendría realmente que preocupar. No lo que están haciendo los gorilas de Guyana al Este de la Venezuela que tú y tus maleantes han entregado como pago de todo lo que ustedes mismos se han robado, y como botín a los chinos, los rusos, a los inefables cubanos y a los tantos y tantos Rodríguez Zapatero a quienes han regalado minas de oro y de diamantes en nuestro Arco Minero.

Es que no hay forma en que te puedas preocupar, ni mucho menos ocupar, de la presencia de los criminales cubanos dentro de las instalaciones militares de las fuerzas armadas de Venezuela. Hoy violadas y encochinadas por ti y por los traidores como Diosdado, Padrino y el resto de la claque que ha destrozado a mi país.

O por las tropas de elite de la Federación Rusa que te ha asignado Putin, y que tienes paseando y dándose la gran vida por los hoteles de los Círculos Militares de medio país. ¡Déjate de vainas, Maduro!

No eres otra cosa que un deslucido candil de una casa sin luz, como lo es la Venezuela de hoy por hoy. Pretendes dártelas de farol de la calle.

Por eso Venezuela: ¡No te sigas dejando joder! ¡Vamos a ponerle fin a esta VAINA!

www.venezuelainformativa.us no se hace responsable de la opiniones que aquí se publican. Es total responsabilidad del escritor

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba