CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Maduro, tarde piaste pajarito

Aparte de la luz, el agua, la escasez de combustible, los sueldos y pensiones en bolívares, los presos políticos que no terminan de salir de las cárceles del régimen y pare usted de contar, en Venezuela existe una severa crisis de reconocimiento de oficios entre quienes se dedican al lucrativo negocio de la política doméstica.

Maduro, quien no llega ni a payaso de circo, le suelta a otra de sus propias creaciones: A «Er Conde del Guácharo» solo lo conoce como comediante, dice. Rausseo, que tampoco se queda con ninguna, le responde entonces al colombiano: Hasta donde él recuerda, Maduro es tan solo un chofer de Metrobuses.

Total que ambos dicen calzar los zapatos para competir por la presidencia de un país tan echado a perder como lo es la Venezuela del siglo XXI.

Sin embargo Maduro aventaja al cuenta-chistes con el apoyo de los cubanos. Es tan amigote de los iraníes que hasta les regala un millón de hectáreas de tierra venezolana para que hagan las diabluras que deseen. Y, de paso, le tiene hipotecada el alma de Venezuela a los acreedores chinos, por toda la plata que le ha prestado al país y que cuatro o cinco hampones del régimen de Caracas se han robado a manos llenas.

¡Total, Maduro tiene a su gente! No tendrá pueblo que vote por él, pero tiene las máquinas arregladas y un CNE de rodillas. Insulta a los norteamericanos, pero ellos le devuelven a los criminales que tienen juzgados y presos en sus cárceles y dejan que sus grandes empresas le hagan el trabajo sucio a la PDVSA quebrada.

Y todo ese relajo de magnitudes bíblicas da para mucho más, hasta para el humor negro. Pues el régimen anuncia, entre bombos y platillos que el tiempo de los bachilleres sin cupo se acabó en Venezuela. Que la dictadura garantiza cerca de 400 mil cupos en todas las universidades del país.

Pero, tarde piaste pajarito. De los más de 8 millones de venezolanos que se fueron huyéndole al desastre del siglo XXI, casi un cuarto fueron muchachos en edades universitarias que mantienen los centros de enseñanza y aprendizajes de carreras y oficios vacíos. ¡Por algo será!

Por eso Venezuela: ¡No te sigas dejando joder! ¡Vamos a ponerle fin a esta VAINA!

www.venezuelainformativa.us no se hace responsable de la opiniones que aquí se publican. Es total responsabilidad del escritor

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba