USA

Marco Rubio y Mario Díaz-Balart se avergüenzan de la liberación del corrupto empresario Alex Saab perpetrada por la administración Biden

Úrsula Montenegro / Venezuela RED Informativa.us

Políticos venezolanos en el exilio y parlamentarios republicanos por el estado de Florida en Estados Unidos, rechazaron la liberación de este miércoles del empresario colombiano Alex Saab, estrecho colaborador de Nicolás Maduro, y quien estaba detenido en una cárcel de Miami desde 2021 acusado de lavado de dinero.

El senador Marco Rubio calificó de “vergüenza” la liberación de Saab, quien enfrentaba cargos federales por presuntamente haber lavado hasta 350 millones de dólares defraudados a través del sistema de control cambiario venezolano, y alertó sobre el riesgo de un “efecto llamada” a otros dictadores, reseña la agencia internacional EFE.

“Saab es el arquitecto de la operación de corrupción y lavado de dinero de Maduro, esquema que ha privado de recursos al pueblo de Venezuela. Desafortunadamente, este intercambio sólo incentiva a los dictadores a que secuestren más norteamericanos”, señaló el senador republicano en un comunicado.

Como resultado de los acuerdos de Barbados entre el régimen y la oposición, así como la liberación en 2022 de los sobrinos de Cilia Flores a cambio de siete prisioneros estadounidenses; el senador comentó que la liberación de Saab se suma el reciente levantamiento por parte de EE.UU. de sanciones contra Venezuela.

“Un enfoque de solo otorgar concesiones a un narco-dictador, cuya única aspiración es mantener su control ilegal en el poder, está condenado al fracaso y debilita la política exterior de EE.UU.”, agregó el senador.

Altos funcionarios de la Casa Blanca confirmaron el miércoles a periodistas, la liberación de Saab, quien ya se encuentra en Caracas, como parte de un acuerdo entre EE.UU. y Venezuela, por el que a su vez la administración de Maduro pone en libertad a diez ciudadanos estadounidenses y una veintena de presos venezolanos.

Venezuela accede a extraditar a Estados Unidos al contratista militar de ese país, Leonard Francis, conocido como «Fat Leonard», presunto responsable de uno de los mayores escándalos de corrupción en el Ejército estadounidense.

“Hoy presenciamos la última demostración de la política de apaciguamiento de la administración Biden hacia el régimen antiamericano y narcotraficante de Maduro. Indignante y peligroso, pero no sorprendente”, señaló a su vez el congresista por Florida Mario Díaz-Balart en una publicación en X.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba