Internacional

Miguel Cabrera fenómeno histórico del baseball

Glenda Romero / Venezuela RED Informativa.us

El venezolano Miguel Cabrera, oriundo de la ciudad de Maracay, estado Aragua, volvió a ser motivo de orgullo para Venezuela, tras destacarse, cual fenómeno histórico del baseball, desde los Tigres de Detroit, donde registró la tarde de este jueves pasado, una jornada llena de emociones en la búsqueda del mítico imparable número 3.000 en las Grandes Ligas.

El público en el Comerica Park comenzó a corear su nombre tan pronto Tucker Barnhart retiró a DJ LeMahieu en segunda base, para ponerle fin a la parte alta del octavo inning. “¡Miggy! ¡Miggy! ¡Miggy!”, decían.

Cuando Miguel Cabrera se paró, para abrir la parte baja del octavo episodio, parecía que había muchos más fanáticos en el estadio. Las primeras filas de las secciones de asientos del outfield estaban repletas, incluyendo el jardín izquierdo debajo del letrero, en el que se anunciaban los 2,999 hits del venezolano. El primer hit de Cabrera fue un jonrón, al igual que el 1,000 y el 2,000.

El público hizo silencio mientras Clay Holmes, enfrentando a Cabrera por segunda vez en la noche, lo ponía en 0-2 con dos sliders seguidas. Cabrera dejó pasar una sinker afuera a 96 mph, pero el envío sirvió, para que Holmes regresara con otra bola rápida, alta y adentro, a la que Cabrera sólo alcanzó a dar un foul tip para poncharse. El hit 3,000 tendría que esperar al menos un día más.

La atmósfera fue electrizante. “Yo ahora no estoy enfocado en números, ni en historia”, dijo Cabrera luego. “Estoy enfocado en esto: Necesitamos ganar juegos”.

Cabrera necesita un hit para convertirse en miembro del club de los 3,000, un doble lo convertiría en apenas el tercer jugador en la historia de las Grandes Ligas con 3,000 imparables, 500 jonrones y 600 dobletes.

Cabrera bateó el primer pitcheo que vio de Chad Green en el sexto inning. El envío le rompió el bate, pero la bola pasó hacia el left field pese al esfuerzo de LeMahieu, desatando otra ovación del público.

Sobre el boleto intencional que recibió en la 8va. entrada, en el duelo Detroit-Yankees, Cabrera reveló que no se molestó en absoluto, ya que su porcentaje de embasado aumentó y el equipo logró anotar dos carreras.

El nativo de La Pedrera, comentó: “Este es un sueño hecho realidad (…) poder estar en esta posición”, dijo tras irse en blanco en tres visitas al plato en la victoria (3 a 0) de Detroit sobre los Yankees.

«Quiero que todos sepan de dónde vengo (Venezuela)», sentenció. Miguel Cabrera quiere que todos recuerden que es un venezolano orgulloso de su tierra.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: