Venezuela

Ministerio de Salud del régimen de Maduro tiene desprotegido contra la difteria a un 95% de la población venezolana

Úrsula Montenegro / Venezuela RED Informativa.us

Recientemente el Ministerio del Poder Popular para la Salud de Venezuela emitió una alerta epidemiológica ante un posible brote de difteria en el país, por lo que instó a incrementar las acciones de vacunación que permitan cubrir a la población.

La médico pediatra María Viki Zabaleta, infectóloga y parte de la comisión científica de la Sociedad Venezolana de Infectología, expresó que el plan de vacunación diseñado por el régimen de Maduro está por debajo del 95% “y esto nos hace susceptibles”.

Aunque precisó que no es oficial, se cree que existe un caso de la enfermedad en el estado Bolívar, justo en el municipio donde en 2017 se registró un brote.

“Todavía no tenemos información oficial acerca del caso, sin embargo, estamos atentos”, apuntó la especialista.

De cualquier manera, la médico recomendó aplicar la vacuna pentavalente a los niños entre los 2, 4 y 6 meses, con refuerzos a los 18 meses y entre los 4 y 6 años, que los protege además de tétanos, tosferina, poliomielitis y meningitis tipo B.

Mientras que los adultos deben ser protegidos con la vacuna Toxoide Diftérico Tetánico.

¿Qué es la difteria?

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la difteria es una enfermedad infecciosa causada por la bacteria Corynebacterium diphtheria, que infecta principalmente la garganta y las vías respiratorias superiores, produciendo una toxina que afecta a otros órganos.

La enfermedad se transmite a través del contacto físico directo o de la inhalación de las secreciones aerosolizadas por tos o estornudos de individuos infectados.

Los síntomas de la enfermedad

Los signos y síntomas de difteria comienzan, generalmente, de 2 a 5 días después de contraer la infección y es posible que incluya los siguientes síntomas: una membrana gruesa y de color gris que recubre la garganta y las amígdalas; dolor de garganta y ronquera; glándulas inflamadas (agrandamiento de ganglios linfáticos) en el cuello; dificultad para respirar; secreción nasal; fiebre, escalofríos y cansancio.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba