El Fogón de la Editora

MISIÓN CHANTAJE

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

La respuesta del régimen de Caracas a la exigencia de los maestros y trabajadores del sector de la educación en Venezuela no podía ser de otra forma: es a la cubana. Resulta que mientras miles y miles de maestros venezolanos exigen la dolarización e indexación de sus sueldos y pensiones, la dictadura sale a botarlos de sus puestos de trabajo. No les reconocen el sueldo en dólares, pero los intimidan mandándole a sus colectivos para que los insulten mientras marchan. Los suspenden de sus funciones, dejándolos sin remuneración, y los amenazan con meterlos presos.

Como le recomendaba Fidel Castro a Hugo Chávez para que manejara la disidencia: “invéntales delitos y mételos presos”.

Igual que en la fracasada Cuba de la fracasada revolución, se traen por los pelos un proyecto de ley apuradito, para poner a los muchachos a dar clases. Los muchachos como reemplazo de todos aquellos docentes que estén alebrestando las calles. Carajitos sin formación y sin alguna experiencia magisterial, por docentes reclamando sus derechos.

¡No me friegues!

Si ya en Venezuela la currícula de la educación básica y media es un desastre. Si ya en Venezuela el estudio de la química, la física, las matemáticas y la biología ocupan menos horas académicas que la “cátedra bolivariana”, ahora encima a los chamos les van a dar clases otros chamos. ¡Se tirarán taquitos de lado y lado dentro de los salones!

El régimen no tiene escrúpulo alguno en amenazar a los maestros de nuestro país, ni siquiera en utilizar a adolescentes menores de edad como esquiroles.

Con el embuste de no tener los reales para enfrentar la dolarización e indexación de los sueldos y pensiones del sector de la educación en Venezuela, creen que van a parar la protesta.

Se venderán algunos enchufados sindicales. Quizás hasta asusten a otros pocos educadores para no ir a protestar a las calle. Inclusive, hasta puede que el régimen ponga en uso, como es su costumbre, a los mismos mequetrefes de los Consejos Comunales que hacen las listas para lo del gas, en dar clases. Puede que todo eso llegue a pasar, pero yo conozco a los maestros de mi tierra, no se van a dejar morir.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba