CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

No nos van a joder más

Pablo Medina / Venezuela RED Informativa.us

Como dice un gran amigo: “LOS AUDIOS son los que revientan la telaraña de las mentiras en Venezuela”. El celofán de un país donde supuestamente no pasa nada. Donde solo los videos, las cadenas y los WhatsApps funcionan como la noticia, la información de boca a oreja dentro de la Venezuela ocupada; de la Venezuela comprada por las mafias del régimen, que extinguió hace años la prensa libre, la radio y hasta los programas de humor.

Porque sin los audios, míos y los de miles más, a Venezuela no le contarían que la cocinan, la rematan, la venden, la empeñan y la revenden a cualquier postor, al primer delincuente que se acerque al Palacio de Miraflores con una mochila de dinero sucio.

Nadie se enteraría que los «narcosobrinos» de Cilia Flores fueron indultados por el presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, Joe Biden. Que esas dos joyitas se usaron como moneda por Washington, para rescatar a varios enchufados de nacionalidad estadounidense, que trabajaban para la PDVSA roja-rojita en la CITGO, y que Nicolás Maduro atrapó como rehenes.

Allá, en Venezuela, la gente, nuestra gente, está cada vez más clara. Los arreglos y la política de la vista gorda con el NARCO-RÉGIMEN son por el petróleo venezolano. Ese petróleo que CHEVRON extrae y embarca día tras día desde los campos de producción del país. El mismo petróleo que extrae en más de 500 mil barriles por día todos los días, aun cuando el mentiroso de Elliott Abrams quiera hacernos creer que la actual administración norteamericana está todavía negociando los permisos para que esa empresa norteamericana pueda operar en Venezuela. Pero …¡Sí, la Chevrón no ha salido de Venezuela!

Que las fulanas elecciones libres que está promoviendo el Sr. Blinken del Departamento de Estado de este país, no son más que un parapeto muy mal montado. Una farsa bien arreglada para maquillarle la cara a la dictadura de Caracas, con los coloretes de una democracia de mentiras. Porque la de verdad, la democracia del pueblo, para el pueblo y por el pueblo, hace años que dejó de existir, ni tampoco se practica en Venezuela.

Para eso las voces, los criterios, los WhatsApps y las redes, para decirle a Venezuela y a los venezolanos que ya está bueno. Que sabemos de los cuentos y de las mentiras. ¡Que ya no nos vamos a dejar joder más!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto:

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios