CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

No se puede olvidar

Pablo Medina / Venezuela RED Informativa.us

Acá NO SE PUEDE OLVIDAR que el régimen en Venezuela es un importantísimo productor y distribuidor de drogas a nivel mundial. Que su negocio funciona a la sombra de lo que una vez fue un poderoso estado en vías de desarrollo. O sea, el “gobierno” de Caracas es, desde hace muchísimo tiempo, una amenaza continental.

NO SE PUEDE OLVIDAR que la condición de estado fallido en Venezuela, ha empujado a casi ocho millones de venezolanos a deambular por el mundo, a ver si la pegan.

NO SE PUEDE OLVIDAR que Nicolás Maduro es reo de peculado y malversación de fondos, tras una sentencia firme del legítimo Tribunal Supremo de Justicio en el exilio.

Lo mismo, NO SE PUEDE OLVIDAR que la Corte Penal Internacional tiene abierta una averiguación que sindica a Maduro y a sus secuaces de crímenes de lesa humanidad.

Todo eso, y mucho, muchísimo más, complican e implican al régimen de Venezuela con lo sucio, lo torcido y lo peligroso. Por eso es que no tiene ni patas ni cabezas que estos fulanos que destripan a nuestro país reciban un trato tan cuidadoso y de tanta altura por parte del Departamento de Estado de la Administración Biden. Que los complazcan, los mimen y les digan sí a casi todo lo que pidan. Todo con tal de llevarlos a otra “elección libre”, que, con toda seguridad, será tan trucada y dé resultados tan esperados como las tantas otras.

Yo todavía no me la creo. Es que sigo pensando que a este cuento del gallo pelón le faltan muchos pedazos. ¿Y a usted no le huele raro también?

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba