La Columna de Pablo Medina

Nuestro país

Pablo Medina / Venezuela RED Informativa.us

Si el asunto va en serio, que no se queden solo en lo del Sambil; que no pierda el impulso la NARCOCRACIA en Venezuela y continúe devolviendo lo que nunca fue suyo.

Que también devuelvan las fábricas de lácteos que se robaron, los mataderos, las gabarras y la flota privada de lanchas que prestaba servicios a la industria petrolera en el Lago de Maracaibo, que hoy solo son chatarras podridas flotando en el agua dulce.

¡Coño: que le entreguen Venezuela a Venezuela, que somos sus legítimos dueños! Que le regresen a la familia de Franklin Brito las tierras que les robaron y a cientos de venezolanos más que vieron evaporar el trabajo que venía desde los bisabuelos, en los bolsillos de las pandillas de generalotes ladrones y de los miserables del régimen que se las rifaron, que les devuelvan a los trabajadores el valor real del salario, sus pensiones y jubilaciones, así como el fondo de pensiones a los petroleros.

Que regresen a sus dueños, a todos aquellos que hicieron de Venezuela un país, todo lo que se agarraron y que era ajeno. Que devuelvan todo aquello que el zángano de Hugo Chávez atracaba, gritando “¡Elías, exprópialo!”; todo lo que jamás pagó y que se cogió a cuenta del salteador de caminos, que fue lo único, en serio, que llegó a ser.

Que no pierdan el impulso: ¡Que nos devuelvan a los venezolanos todo NUESTRO PAÍS!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: