CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

ONAPRE y el Estado Islámico

Pablo Medina / Venezuela RED Informativa.us

Resulta que estos embusteros del NARCO-RÉGIMEN venezolano se hacen llamar “el gobierno” de los trabajadores. ¡Farsantes! Son ellos, justamente, quienes les arrebatan a los trabajadores venezolanos por las malas, sus logros más sagrados e importantes, acumulados por décadas a punta de sudor en nuestro país.

El régimen, sin ningún escrúpulo, pone a su Oficina Nacional de Presupuesto para que haga el trabajo sucio de la dictadura. No tengo ninguna duda: quieren blanquear los enormes pasivos laborales que tienen las empresas e instituciones del Estado, próximas a ser rematadas a través de las privatizaciones casi listas y a la vuelta de la esquina. Vender las empresas del Estado sin la gente, sin los trabajadores y sin los compromisos de los contratos colectivos y sus beneficios, es decir, ¡libres de polvo y paja!

De esa manera el régimen busca poner a jugar obligados a cientos de miles de trabajadores para que abandonen sus puestos; para que tiren la toalla. Para huir, antes que el barco se hunda.

Por eso es que, la ONAPRE ahora asume funciones de limpiador de pocetas, de verdugo, de liquidador de todos aquellos costos laborales que pesan como pasivos dentro de las empresas y organizaciones del estado. Muchas, muchísimas de ellas, el régimen espera rematar y colocar en las manos de los turcos, iraníes, chinos y rusos, seguramente antes de 2024.

El instructivo de la ONAPRE ha sido pensado como un potente instrumento de desaliento, de desestimulo, para todos los trabajadores y empleados del sector público en Venezuela. Así, desde el Ministerio de Finanzas, se estimula la ruta de escape-país hacia el Tapón del Darién, para todos aquellos trabajadores que no cubren, ni en lo más mínimo de lo mínimo con sus sueldos y salarios el día a día de sus vidas dentro de Venezuela.

Son sádicos. Arreglan dos pájaros con una sola pedrada: ¡dejar las cuentas “acomodadas” dentro de las empresas a ser liquidadas y deshacerse de un gentío más, para que se vaya de Venezuela! Y preparan el camino para el Estado Islámico como lo denunció el padre Palmar.

La fijación de las tremendas rebajas que el instructivo de la ONAPRE ha llevado a cabo sobre los salarios, así como la extinción de las primas por hijos, la liquidación de los beneficios de salud y muchos atropellos más, son fórmulas que, en un pasado no muy remoto, los trabajadores venezolanos habíamos considerado y tratado como causales de despidos indirectos.

Al paso y la velocidad en que va la supuesta revolución bolivariana, se quiere llevar por delante a todos los trabajadores y empleados del sector público venezolano, porque ya no les interesan. Ya no les sirven ni como bulto para sus marchas y estupideces propagandísticas.

Maduro y sus pandillas persiguen una meta aún más rentable, que seguramente les habrá sido exigida por sus “compradores” internacionales: limpiar el pasivo laboral de las empresas que van a ser colocadas a través de las “privatizaciones”. Por eso, amigos trabajadores de Venezuela: ¡Hay que ponérsela muy difícil a estos malandros! que inventan ONAPRE para transitar la ruta del Estado Islámico,

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto:

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios