CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Patente de corso del Departamento de Estado

No, mis amigos, ¡qué va! A mí que no me esperen para quedarme callao. Alguien, dentro o fuera de Venezuela tiene que decir todo lo que allá está ocurriendo.

Todos estamos obligados por raza, por el ADN venezolano, a contar las cosas tal y como son. Para que no nos vengan con cuentos, ni a impresionar con falsos arranques de dignidad por los representantes de un mundo libre que se levantan indignados y se arrancan del salón de la Asamblea General de las Naciones Unidas, justo cuando le toca hablar al pillo de Petro.

Porque solo con esos actos no llegamos a ningún lado. Con esos desplantes de quinceañeras embarcadas a una fiesta, no se consigue más que un buen feo. Pero de ahí la cosa no pasa. Y, con eso, tampoco se cambia nada.

A todo evento, cuando dentro y fuera de Venezuela los que tienen que decir lo que está ocurriendo en Venezuela tengan las bolas de hacerlo, entonces pensaré en callarme.

¡Pero ahora no! Con todas sus letras:

Quien está sosteniendo al NARCOREGIOMEN de Nicolas Maduro bien atornillado al poder usurpado en nuestro país es el Departamento de Estado de los Estados Unidos de Norteamérica.

Quien está permitiendo que Maduro y sus compinches hagan lo que les da la gana y como les da la gana con toda Venezuela y con todos los venezolanos es el gobierno actual de este poderoso país.

El increíble y rapidísimo avance de una cantidad inimaginable de recursos, hombres, equipos y herramientas que están colocando en Venezuela la CHEVRON y la EXXON MOVIL para hacer de nuestro país en poquísimo tiempo una nueva Arabia Saudita, jamás, nunca, había sido visto.

Con la voracidad y el empeño de los bachacos, se están reabriendo a todo vapor pozos olvidados, frentes de perforación nuevos y muchísimos “usados”. Áreas completas son preparadas más rápido que lo que espabila un loco, y en días ya tienen un balancín encima chupando petróleo.

El petróleo pesado y extrapesado, ese que Calderón Berti trató por años de convencer al país que no tenía mayor valor comercial y que casi tendríamos que pagar para que se lo llevaran, está corriendo como cera de vela hacia los buques de todas las banderas hacia todos los destinos posibles, fondeados días tras día en los llenaderos del Oriente del país.

Ahora resulta que las empresas rezagadas y quedadas son la TOTAL francesa, la EMI italiana y la REPSOL española. Pelo a pelo, con las empresas petroleras norteamericanas no hay quien compita. Los europeos, chinos y rusos son muchachos de pecho, aprendices, frente a la CHEVRON y a la EXXON MOVIL.

Y son justamente ellas, junto con la cobertura y el permiso que les ha sido otorgado por el gobierno norteamericano, quienes cuentan con las patentes de corso para llevar a cabo y desarrollar cualquier tipo de negocios, de la naturaleza y de la forma que les convenga, con aquellos que son los gobernantes ilegítimos de Venezuela.

A sabiendas que, todo lo que hacen, fortalece al dictador, engrasa a la dictadura y aleja cada vez más la posibilidad de recuperar algún día las libertades y la democracia en nuestro país.

¿Así, o lo pongo con dibujitos? ¡Porque así, mis amigos, así estamos bien jodidos!

Por eso: ¡Dios, Venezuela Libre y Cese de la Ocupación!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba