CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Petro va por la corona de Monómeros

Un régimen tan corrupto como el de Venezuela, que se maneja con tanta plata y tantos recursos robados, solo tiene que ordenar y pagar. ¡Pida por esa boquita “hermano”!, seguramente le dijo su paisano Nicolás Maduro a Gustavo Petro.

Así, la actual Casa de Nariño hace de proxeneta autorizada por el Departamento de Estado de mister Joe Biden. Y juntos montan la cómica de exigir el levantamiento de las sanciones en contra de la dictadura de Venezuela, allá en Bogotá el 25 de este mes.

¡Para eso es que sirve el dinero sucio! Porque se está utilizando un platal para convocar, alimentar y pagar a las focas latinoamericanas y del Caribe que van a exigirle a la administración Biden que recoja las sanciones y restricciones que mantienen congelados los activos, y dificultan y encarecen la movilidad de los reales robados en efectivo de los enchufados del régimen.

Pero eso sí: a todos esos países, buena parte vividores del petróleo robado en Venezuela, se les exige que pidan permiso primero para ir a Bogotá a hablar mal de los americanos al Departamento de Estado. Pero, de la boca para afuera, de mentiritas. ¡Todo está arreglado!

Ya todos conocemos la agenda del encuentro. Está clarita, y no tiene nada que ver con la recuperación de la democracia en Venezuela. Solo se repetirán las mismas estupideces a que nos tiene acostumbrado Diosdado Cabello.

Que en Venezuela todo es perfecto, que todo marcha bien. Que la democracia se renueva cada seis años a través del mejor sistema electoral de mundo. Que siempre gana el régimen los comicios, porque todo venezolano adora vivir en el caos, en la zozobra, en la peladera y en el hambre. Y otras mil basuras más que ya conocemos de memoria.

Y la verdad es que, ante el fracaso rotundo de la oposición-compinche en gestionar el levantamiento de las medidas internacionales empujadas desde Obama hasta la administración de Donald Trump. Ante las enormes dificultades con que se ha conseguido la oposición electorera venezolana para redimir los Bonos Basura de PDVSA o recuperar las cuentas o las propiedades de tantos enchufados en América, se inventan una conferencia-antimperialista en Bogotá. ¡In-cre-í-ble!

Para estos países autistas, pero con dirigencia de bolsillos profundos, no tiene ninguna importancia que justamente Venezuela hoy sea una neocolonia de una parodia de estado como lo es el comunista-cubano, o de los peligrosísimos iraníes fundamentalistas que tienen amenazado a todo Occidente, o de la sucia Rusia que invade y masacra a países vecinos o de la imperial Pekín, que tiene metida sus manos en casi toda la américa roja-rojita con dinero de los grandes capitales americanos y europeos con base en China y por instrucciones directas del Partido Comunista de los Trabajadores de ese país.

Nada de eso importa. Maduro aprovecha que Petro nunca le ha hecho el feo a cobrar por “hacer la vuelta” con dinero del narcotráfico; porque Petro es de alquiler. Que una parranda de países puedan ser convocados por Caracas a bajo precio y con los recursos que le pertenecen a todos los venezolanos. Y que el Departamento de Estado ya no haya cómo salirse del fastidio de Maduro, después de la aprobación por el Congreso de este país de la Ley BOLIVAR, que solo abre la cortina del suministro del petróleo venezolano a América como la única forma de relación comercial Estados Unidos-Venezuela.

Aunque la verdad es que la RESISTENCIA venezolana necesita algo aún más fuerte e infranqueable que la Ley BOLIVAR. Realmente la RESISTENCIA venezolana lo que necesita para recuperar a Venezuela es contar con una administración norteamericana que aprenda a combinar sus necesidades de petróleo barato venezolano con el destino de millones de seres humanos en nuestro país, afectados por un régimen de maleantes que los están extinguiendo. O sea: un departamento de Estado que tenga una política como la que aplica en Ucrania para América Latina.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba