Opinión

Por las flaquezas diplomáticas y democráticas de los últimos gobiernos de USA, Venezuela es el centro de ebullición de América

César Ojeda / Venezuela RED Informativa.us

En un abierto desafío al gobierno del presidente Joe Biden, los enemigos de la libertad y la justicia del mundo están en el territorio venezolano, desde hoy, hasta el 27 de agosto.

Rusia, China e Irán entre otras tiranías del planeta, de nuevo se juntaron los países del eje del mal, ésta es la primera vez en que Venezuela se dieron cita para sus ensayos de guerra, como si vinieran para demostrarle a Estados Unidos que no le tienen miedo.

Tal como lo dice el decreto dictado por el presidente Obama, refrendado también por el presidente Trump que declara “Venezuela País de alto riesgo para la seguridad de Estados Unidos» la inteligencia lo ha dicho, el decreto de guerra se dictó a tiempo, sólo que no se ejecutó.

Debilidades estratégicas de los últimos gobiernos estadounidense permitieron que Venezuela se convirtiera en una peligrosa y expansiva base territorial militar en perjuicio de la paz de todo nuestro continente.

Que los países dirigidos por tiranías enemigas de Estados Unidos lleguen a Venezuela a realizar maniobras militares, es una demostración de que,Venezuela es una base estratégica territorial para responder ante un eventual conflicto militar estadounidense en Venezuela y el mundo.

Venezuela, con la llegada del comunismo en tiempos de Chávez, dejó de ser un país pacifista y que además perdió su pujante bienestar que nos llevaba al desarrollo, resulta que ahora nuestra nación está en la miseria y la ruina total, pero sí, bien armada para enfrentar una guerra que no nos pertenece.

Sin dudas, Venezuela es un santuario para camuflar y ocultar a los enemigos de la paz y del bienestar, igual que Cuba y Nicaragua.

Bueno a Nicaragua Estados Unidos también tiene que establecerle un plan de intervención militar para derrocar el comunismo, igual que a Venezuela cueste lo que cueste, es obvio, porque se ha acrecentando la triangulación del odio en América, tanto que Ortega dio luz verde a los rusos para que comenzaran a instalar bases misilísticas de largo alcance.

La realidad es que la guerra en América a estas altura del tiempo es inevitable, y si no se lleva a cabo la intervención militar unilateral a corto plazo para desalojar a esos tres miserables regímenes del continente, entonces, a mediano plazo la guerra será de mayores proporciones y, por tanto, mayores serán las pérdidas.

Otro punto importante de inflexión es que, después de la intervención militar, Estados Unidos no puede volver a cometer los errores de llamar a elecciones populares, al menos por varios años, hasta que se ponga orden y disciplina en las naciones rescatadas de las manos comunistas.

Tiene que ser así, hay que erradicar a la izquierda comunista, imponiendo un régimen administrativo con fuerte autoridad, que reforme y minimice el estado, dado que han sido tan exitosos los métodos e inducción a la miseria y la ignorancia de la raza humana en las naciones comunistas, que hicieron que la gente perdiera sus valores morales de convivencia.

Por tanto, hay que prevenir el retorno de la izquierda, considerando que es fácil para ellos retomar el poder con prácticas engañosas de ofertas electorales; de seguro, en poco tiempo, sin echar un tiro, por la vía del voto lo retomen con otras caras, pero comunistas al fin.

Ya es hora de que Estados Unidos tome el toro por los cachos, porque si no lo hace, el toro va a golpear a su nación.

En cuanto a los venezolanos, sobre todo a los incautos opositores que se oponen a la intervención militar, entiendan que ya no podemos hacer nada para recuperar a Venezuela, nuestro país es una estratégica base territorial de poderosos extranjeros para atacar ideológica y militarmente a Estados Unidos.

Evidentemente, Estados Unidos tiene que hacer algo ante el exitoso avance comunista en el continente, fíjense ya es público y notorio que según reportes de prensa “México es el mayor nido de espías ruso del mundo”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba