El Fogón de la Editora

¡POR LAS SANCIONES NO ES!

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

Capriles y el resto de los «guaidolovers» son unos inmorales. Después de negociar, cobrar y entregar por dos veces seguidas el triunfo electoral alcanzado por la valentía del pueblo venezolanos en las máquinas adulteradas de la dictadura, ahora, con descaro, cara lavada y a pleno sol, se vuelven a colocar del lado del régimen de Caracas.

¡No tienen ni un poquito de vergüenza! Tampoco escrúpulos. Mienten nuevamente, intentan engañar a la gente; intentan cambiar la realidad.

Las sanciones en contra de la NARCOCRACIA venezolana, no son las que han acabado con la industria petrolera nacional. Ni con la ganadería, ni con las cosechas de maíz, sorgo o caña de azúcar. Tampoco las sanciones están asociadas con el violento y descarado saqueo de los que son objeto los enormes recursos naturales de que dispone el país. Esos, justamente, que se roban las empresas chinas, rusas, iraníes, españolas, italianas, cubanas, trinitarias y de otras tantas nacionalidades más que están asociadas con los personajes del régimen y con sus bojotes de militares y enchufados.

Para todas esas empresas, por cierto, las sanciones no aplican, ni existen. Las sanciones no alcanzan, aunque sea solo en un poquito, el tremendo daño ecológico y patrimonial que estos pillos les están ocasionando a los venezolanos de hoy y a los venezolanos de las siguientes generaciones.

Tampoco las sanciones que quiere Capriles que el gobierno norteamericano desmantele están reñidas con la grosera producción y distribución de estupefacientes, que se lleva a cabo desde el más alto gobierno y sus NARCOFUERZAS armadas en Venezuela para envenenar al resto del mundo.

Capriles nuevamente engaña, miente y traiciona a todo el país. Las sanciones en contra del aparato de gobierno en Venezuela solo representan, solo afectan hoy por hoy, al desenvolvimiento personal y patrimonial de una lista bien grandota de personajes y bandidos del régimen de Caracas, junto con muchos de sus compinches en las fechorías que día a día llevan a cabo en contra de todo un pobre país. ¡Esa es la Verdad!

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: