El Fogón de la Editora

¡QUÉ RAYA!

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

Resulta que ahora, como venezolana, hay que mantener apretado el botón de la solidaridad automática y ciega frente a tantísimos «mala-conducta» de nuestro país que están llegando a América. ¡Pues no y mil veces más no!

Yo lo tengo bien claro: la generación-Chávez de los jóvenes y adultos que está cruzando las fronteras no son responsables de la miseria venezolana. Ni los de la generación de las Cajas-CLAP, ni la del miserable de Nicolás Maduro, haya o no, en su momento, votado o seguido a todos esos malvivientes en Venezuela.

Pero por más que vengan de donde vengan, no tienen ni patente ni permiso para hacer lo que les venga en gana cuando huyen del país y lleguen a algún rincón donde se le dé cobijo.

Cuando el venezolano, o cualquier individuo de otra nacionalidad, sale de su país por razones políticas, por hambre o por la búsqueda de un mejor porvenir para sí mismo y para los suyos, no puede, ni se le puede permitir reproducir los mismos vicios, las mismas malas mañas que dejaron atrás.

¿Para qué tomaron los riesgos que enfrentaron para llegar acá entonces? ¿Para traerse dentro del morralito tricolor las mismas odiosas mañas que aprendieron en sus barrios? ¿La misma cultura del delito, de lo fácil, del “cómo vamos viendo, vamos haciendo”?

Pero, ¿qué es eso?

Los venezolanos que han tenido la oportunidad de entrar en este país, si no se pueden comportar cómo se comporta la gente de este país, que se queden en la cara inmunda de la vida en que se ha convertido buena parte de Venezuela.

Los sucesos que han ocurrido en Nueva York con las olas de emigrantes nuestros, en condiciones de refugio, no tiene nombre. Y si toca ponerle, hay que hablar de seres malagradecidos, de gente que lo raya a uno. De vergüenza ajena por tantos y tantos otros venezolanos que hemos hecho de Norteamérica también nuestro hogar.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba