CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Razones para un plan

Por eso los que votaron el pasado domingo 22 de octubre en las primarias no son ni bastantes ni suficientes para empujar a la dictadura a tomarse en serio la carretera electoral. Falta muchísimo para imponerle al triunvirato Maduro-Padrino-Diosdado alguna remota intensión de medirse en serio y de exponer su sabrosa permanencia fraudulenta en el poder durante tantos años, sin tan siquiera haber disparado un solo tiro en contra de algún ejército de verdad que fuera a sacarlos de Venezuela.

No olvidemos nunca, por favor, que la épica, la supuesta gesta que estos mamarrachos se inventan a diario solo está compuesta de fracasos, crímenes de lesa humanidad y muchas mentiras repetidas. La verdad que con lo único que cuentan para su historia es con dos golpes de estado fallidos, una renuncia de Chávez a punta de miedo, muchos círculos bolivarianos y colectivos espantando a civiles indefensos y que jode asesinatos, torturas y encarcelamiento de jóvenes que han tenido los cojones de enfrentarse al NARCO-RÉGIMEN ellos solitos.

Lo demás han sido trampas electorales y arreglos de cuentas con una oposición sin sustancia liberadora. Y el régimen que siempre le ha conseguido su precio. Para muestra, la impresionante opulencia y vida regalada que disfrutan dentro y fuera de Venezuela los “imbatibles” negociadores de la oposición, electos entre ellos mismos y engordados hasta reventar por la dictadura.

Para todo lo demás, el régimen ha contado con los cubanos gobernando al país desde el Palacio Blanco, en la acera de enfrente del Palacio de Miraflores. A los chinos dándoles dinero y cachivaches, a los iranÍes mejorando el adiestramiento de los matones de barrio que se le han pegado a punta de dólares y mucha droga. Y, desde luego, la cantidad de superempresas del mundo presionando a sus propios gobiernos para que les suelten la cabuya y les permitan hacer negocios con la dictadura venezolana sin aviso ni protesto: Chevron, Exxon Mobil, Emi, Repsol, Total y pare usted de contar.

¡Así, en menos de una cuartilla, el resumen del desastre-Venezuela, fácil y rapidito!

De manera que, vistas así las cosas, está como un poco grande, un poco desmedido y bocón aquello de que María Corina Machado tiene agarrado por el cogote al régimen de Venezuela.

En Venezuela no hay Kaliman que valga, que pueda agarrar por el cuello al NARCO-RÉGIMEN, a menos que la nación, el pueblo mayoritariamente consciente de lo que quiere, se involucre en masa para sacarlos a patadas.

Pero como siempre: ¡política con la barriga vacía no camina! La nación, la gente, NO se va a montar con quien sea, llámese como se llame, use o no faldas, como dice mi hermana Yolanda, hasta que se vea en el retrato. Hasta que no le paguen primero. Porque Venezuela se cansó de tanta paja; la cansaron de vender fiado su fe y nunca haber cobrado por los enormes sacrificios que ha realizado.

Porque Venezuela, esa mujer tan pero tan maltratada, se cansó de aquel estribillo del borracho: “prometer para meter, y una vez metido se olvida lo prometido”.

Ya no: ¡pregunten ustedes a la gente!

La única forma en que el venezolano va a creer en María Corina o en quien sea, es si ella hace lo importante para regresarle algo de la dignidad que le ha sido robada a todo un país por la basura del siglo XXI y por una parte grandísima de la oposición venezolana. Pero ahora no en un mañana incierto.

Si la oposición no lucha por el pueblo ahora y de una, por el pago de los salarios y de las pensiones en dólares. Si el país político se resiste o no le da la gana de comprender la nueva dinámica de intercambio que en este momento opera en la gente, lo electoral se va a quedar con un poco más de colas que las que hubo el domingo aquel, y de ahí la “cosa” no va a pasar.

En Venezuela no esperemos marchas y multitudinarios mítines de adhesión electoral con banderas de siete estrellas, si la agenda electoral no consiste en la dolarización de los sueldos y de las pensiones para todos los trabajadores y jubilados del país. ¡Así, sencillito!

Por eso: ¡Dios, Venezuela Libre y Cese de la Ocupación!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba