La Columna de Pablo Medina

Resistencia

Pablo Medina / Venezuela RED Informativa.us

RESISTENCIA no significa el “otro” tercio restante de la cuenta política en Venezuela.

RESISTENCIA no es solo estar en contra del gobierno y asqueado de su oposición. ¡“Eso” es otra cosa! Para “eso” tenemos a los alacranes, a los eternos oportunistas de la política venezolana y, por supuesto, a Claudio Fermín.

RESISTENCIA es estar total y completamente convencidos de que no hay fórmula ni manera alguna, seria y posible, de tumbar a la dictadura que destroza a Venezuela a través de algún camino o ruta o vereda o autopista institucional. Llámese ésta como se llame: referéndum, elecciones/asignaciones regionales, constituyente o comicios presidenciales con Maduro y su gente en el poder.

Esos relajos, por donde se miren, han terminado: se agotaron. Tras 23 años de la cosmética electoral del siglo XXI, está más que confirmado: la “casa” siempre gana.

RESISTENCIA es subversión. Es desobediencia civil, pero en serio. Es desestabilización. Es hacerle imposible y ponerle la vida de cuadritos a la dictadura, en todos los rincones, dentro y fuera del país. RESISTENCIA es desconchar del país la supuesta “normalidad” que tanto el gobierno como su oposición han pitado sobre la Venezuela destruida de hoy.

Porque la RESISTECIA no atraviesa ningún camino que ande cualquier tipo de ruta de negociación con el régimen de Caracas. La RESISTENCIA en Venezuela debe empujar la salida de las tropas de ocupación de aquellos países y criminales del bajo mundo internacional que asisten y dan soporte económico al mantenimiento de la dictadura en Venezuela. La RESISTENCIA es la única vía para recuperar a nuestro país.

En dos palabras, RESISTENCIA es: ¡Con ellos, ni a misa! ¿Así o con plastilina?

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: