Internacional

Arropado por una solemne multitud Alexei Navalny fue sepultado en medio de un fuerte operativo antidisturbios (+Videos)

Alexander Arredondo / Venezuela RED Informativa.us

Bajo una fuerte presencia policial, miles de personas despidieron este viernes al líder opositor ruso Alexei Navalny en un funeral celebrado en Moscú, dos semanas después de su muerte aún inexplicable en una colonia penal en el Ártico y tras una disputa con las autoridades por la entrega de su cadáver.

El político, acérrimo crítico del presidente ruso Vladímir Putin, fue enterrado en un cementerio en las afueras del nevado sureste de Moscú, luego de una breve ceremonia ortodoxa, con grandes multitudes esperando afuera de la iglesia, para luego dirigirse hacia su tumba con flores, en el marco de un silencio estruendoso, que retumbaba más que mil consignas contra el régimen de Putin.

Aunque la policía antidisturbios levantó barricadas tanto en la iglesia como en el cementerio, no se reportaron detenciones. Yulia Navalnaya, la viuda de Navalny que vive en el extranjero, por lo que no fue vista en el funeral, le agradeció en una publicación de Instagram por “26 años de absoluta felicidad”.

Según el equipo de Navalny, varias iglesias de Moscú se negaron a celebrar la misa por el hombre que luchó contra la corrupción oficial y organizó protestas multitudinarias. Muchas figuras públicas y políticos occidentales culparon al mandatario ruso de la muerte de su rival, una acusación rechazada por el Kremlin.

El equipo de Navalny obtuvo finalmente permiso en la Iglesia del Icono de la Madre de Dios Alivia mi Sufrimiento, que el viernes estaba rodeada de barreras para el control de multitudes.

Tras llegar en un coche fúnebre a la iglesia, el ataúd salió del vehículo entre aplausos y cánticos de “¡Navalny! ¡Navalny!”. Algunos gritaron “¡Tú no tenías miedo, nosotros tampoco!” y luego “¡No a la guerra!”.

En la larga fila se pudo ver a diplomáticos occidentales, entre ellos la embajadora estadounidense Lynne Tracy, y a los políticos locales Boris Nadezhdin y Yekaterina Duntsova. Ambos aspiraban a enfrentarse a Putin en las elecciones presidenciales que tendrán lugar a mediados de mes y se oponen a la guerra en Ucrania, pero sus candidaturas no fueron aprobadas, siguiendo la conocida receta de las dictaduras de nuevo cuño en cualquier parte del mundo.

Las autoridades rusas aún no han revelado la causa de la muerte de Navalny, que tenía 47 años. Su equipo citó documentos que Lyudmila Navalnaya vio y que indicaban que había fallecido por “causas naturales”.

Navalny estaba preso desde enero de 2021, cuando regresó a Moscú para enfrentar una detención segura luego de recuperarse en Alemania de un envenenamiento con un agente neurotóxico del que culpaba al Kremlin, con no pocos motivos.

Los restos de Navalny arriban al cementerio moscovita
Los ciudadanos hicieron sus ofrendas en la tumba del malogrado líder opositor ruso
Cientos de asistentes acompañaron con solemnidad el sepelio
Una verdadera multitud desafío al régimen de Putin para darle un último adiós a Navalny
La madre de Alexei Navalny se despide del cadáver de su hijo antes de sepultarlo

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba