CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Secreto a voces

Atención clase trabajadora, pensionados y jubilados: El régimen tiene con qué pagar los salarios y la indexación en dólares. El ano pasado el ingreso fiscal fue de 30 mil millones de dólares y eso lo saben los economistas. Pero el régimen se escuda en las mentiras.

¡Es que las mentiras tienen patas muy cortas, mi vale! Intentando esconder lo que es imposible de ocultar, el régimen pretende sacar de la vista, poniendo detrás del Cerro del Morro en la Bahía de Jose, al grupo de tanqueros y supertanqueros que le llegan de últimos, para así evitar que se le aglomeren con los barcos que ya están fondeados.

La información que manejamos en la Junta Patriótica y en la Resistencia está confirmada: en las últimas dos semanas se han despachado 29 millones de barriles de crudo venezolano. Todo ese petróleo ha sido cancelado en dólares en efectivo, entregados en paletas que han sido recogidas por funcionarios de la inteligencia militar, de barco en barco, a través de lanchas adscritas a la Capitanía de Puerto, en 59 buques de diferentes banderas.

El promedio de días en espera para cargar por barco en rada se redujo a seis. Pero lo más interesante, el promedio de ventas de petróleo venezolano subió arrechamente: ¡a 5,4 Billones de Dólares mensuales! ¡Solo por el Oriente venezolano!

Es decir, a cuentas de bodega: cerca de 65 mil millones de dólares va a recibir el régimen de Caracas, en efectivo y al contado, sin controles de ninguna naturaleza, sin haber sido registrados ni por PDVSA ni por el Ministerio de Hacienda, ni por el Banco Central, ni por ninguna otra institución en Venezuela: directo a los bolsillos de la HAMPOCRACIA del siglo XXI. Amigos: ¡eso es así! Es una vulgar caleta del siglo XXI.

Todos sabemos que estas joyitas son capaces de eso y de mucho más. Esto que estoy contando, que conoce un gentío dentro y fuera de Venezuela, es cortesía de los angelitos del G4, los negociadores de un país que no es de ellos, allá, en México. Ellos y el Departamento de Estado de Estados Unidos con su disco rayado de Elecciones Libres y flexibilización de las viejas sanciones Trump, han hecho posible que la empresa CHEVRON sea, en este momento, la que tenga el control operativo de todas las funciones relacionas con el petróleo crudo de Venezuela.

Es decir CHEVRON perfora, extrae y pone en los terminales de embarque el crudo que el régimen venezolano vende al mejor postor, y se roba lo que cobran por él. ¡Ahora CHEVRON es PDVSA!

Por eso el país tiene con qué pagar los salarios, los sueldos y las pensiones a todos los venezolanos en dólares. Pero, eso sí, como dice el presidente Bukele de El Salvador: ¡la plata alcanza si no se la roban! Por eso la lucha debe ser a fondo, pasando por encima de esos obstáculos distraccionistas llamados “Elecciones Primarias”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba