CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Senador Marco Rubio

Bien bueno que el senador de este país, el señor Marco Rubio, se manifieste preocupado por la integridad de María Corina Machado. Con el régimen que mantiene a Venezuela bajo secuestro no hay que confiarse ni un poquito. Ya lo hemos visto; son capaces de las peores bajezas. Como se sienten guapos y apoyados, hacen lo que les da la gana.

La verdad es que es una lástima que los veinte y tantos millones de seres humanos que viven atrapados por aquellos delincuentes en Venezuela, no tengan también muy preocupado al senador Rubio.

Porque aquellos que se quedaron SUFREN EL PEOR DE LOS GENOCIDIOS: ¡EL DEL HAMBRE!, allá no tienen luz la mitad de los días, todos los días. Hombres, mujeres y ancianos reciben sus sueldos y pensiones en bolívares devaluados, mientras todos los bienes y servicios que se mueven en mi país solo se pueden pagar en dólares o en su equivalente a una taza de cambios inventada por un Banco Central de Venezuela, que quedó para chiste.

Que el combustible, en un país riquísimo en hidrocarburos, se lo quitan al pueblo venezolano y lo revenden en Colombia y en el resto del Caribe a través del régimen de La Habana. Que el venezolano ya no tiene agua corriente sino cuando llueve, y muchísimo, en el país. Que todo está dolarizado, en especial los servicios que presta un estado que le tiene confiscada la vida a la gente, pero que complace a las grandes empresas extranjeras como la CHEVRON de su país y otras tantas más que están al servicio, y son cómplices de la rapiña del régimen.

Total, senador Rubio: mire también para los lados. Porque, desafortunadamente, María Corina no somos todos, por más que muchos deseen entrampar al pueblo venezolano otra vez en la misma cantaleta de siempre.

Por eso Venezuela: ¡No te sigas dejando joder! ¡Vamos a ponerle fin a esta VAINA!

www.venezuelainformativa.us no se hace responsable de la opiniones que aquí se publican. Es total responsabilidad del escritor

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba