CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Somos muchísimos más

Pablo Medina / Venezuela RED Informativa.us

El Departamento de Estado de este país está manejando el “asunto” Venezuela de una manera muy, pero muy enigmática.

Por ejemplo: el presidente Joe Biden indulta y manda de vuelta a nuestro país a los dos sobrinos narcotraficantes de Cilia Flores. Se entiende que como forma de pago por el canje de la media docena de rehenes que mantenía Maduro escondidos para extorsionar al gobierno americano. Sin olvidar que esos individuos que fueron devueltos a sus casas acá en América, eran altos funcionarios venezolanos de la PDVSA-CITGO roja-rojita, obviamente muy bien enchufados en su momento con el régimen de Caracas y con las joyitas de Rafael Ramírez y Hugo Chávez, pero con pasaportes estadounidenses.

La “otra” es que no paran y son constantes las reuniones sin ninguna prensa o bulla, tanto de quienes compraron la franquicia para hacer oposición al régimen allá en Venezuela, como con personajes de la dictadura de Miraflores, con el más alto nivel del gobierno norteamericano.

O sea, para la Administración Biden/Harris ya casi se puede hablar de un tácito, pero muy operativo, reconocimiento a puertas cerradas tanto del régimen de Caracas como del capo Nicolás Maduro como presidente de Venezuela.

Total que un camino andando por la Administración Trump está siendo desandado en estos días de oscuridad.

La información a la que tenemos acceso nos hace saber que los dos grupos de mafiosos que controlan el poder, los recursos y las vidas de los venezolanos están negociando a muchas manos las riquezas de nuestro país acá, en Estados Unidos. Además, en un intento por salir bien, los actores de esta película en las fotos están tratando todos de aprovechar la ocasión de los buenos negocios, para intentar acomodar el futuro cosmético de la muy estropeada democracia en nuestro país. Todo en un solo viaje.

El actual gobierno norteamericano está cerquita de darle un mateo al ya muy fastidioso asunto Venezuela. Con la reciente experiencia adquirida en la retirada final de este país del rollo en Afganistán, parapetear a Venezuela les va a resultar un juego de muchachos. ¡Muy fácil!

El asunto que yo veo es que en este bochinche de nuevas amistades y prósperos negocios, no se está considerando a la casi totalidad de los venezolanos.

Porque, con ánimos de que nos entendamos: Una cosa son los capos de las mafias de las botellas vacías de lo que ellos y mucha gente todavía llaman “la oposición”; y otra cosa muy diferente son las inmensas mayorías de venezolanos que estamos haciendo Resistencia al exterminio del régimen y a sus socios sucios. Y eso es importante recordarlo: ¡en la Resistencia somos muchos, MUCHÍSIMOS MÁS!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto:

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios