El Fogón de la Editora

SUEÑOS DE LIBERTAD

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

No hay duda alguna: ¡caravana mata a coyote! Lo más probable es que, buena parte de los venezolanos que están rodando hacia la frontera sur de América, ya patearon los caminos de la cordillera de Los Andes.

Con toda seguridad muchas de esas familias pasaron por Ecuador, Perú y finalmente llegaron a Chile a pie. Algunas, quizás, se regresaron a Venezuela. Otras muchas, atropellados por una xenofobia que nunca conocieron en nuestra tierra, caminaron sin parar ni descansar, hacia el norte del continente.

La sola aventura de atravesar la Ciénaga del Darién, saliendo de Colombia para meterse en Panamá, es toda una expedición. Imaginársela con niños y ancianos a rastras, es todavía aún más peligrosa. Y eso es solo una de las tantas locaciones por las cuales han dejado su huella en la vía hacia el norte de sus sueños.

Desde ahí cruzar, a trancas y a mochas, toda Centroamérica. Andar y andar entre selvas y volcanes. Entre peligros de verdad-verdad inimaginados por el venezolano de a pie; hasta llegar a un México que tiene instrucciones de poner punto y final a las correrías de las pobladas de todos aquellos pueblos condenados al hambre por sus propios gobernantes sin escrúpulos.

Sumando, juntando necesidades y miserias de miles de individuos en la desesperanza, para soñar que en la unión, en el bulto de gente, se consigue la fuerza suficiente para poder entrar a Estados Unidos desde la desesperanza. ¡Sin coyotes, como naciones enteras en éxodo!

Yo no veo fácil que recojan a tantísima gente. Al final, todos ellos, todos nosotros, somos herederos del ADN de aquellas soldadescas que acompañaron a nuestros libertadores de hace más de dos siglos, que se arrastraron en alpargatas por los desfiladeros de Los Andes. Somos, al final, la misma gente que dos siglos atrás anduvo y anduvo para luchar por la libertad de un buen pedazo de la América española. Aguerridos, fieros, guerreros, soñadores: ¡de pura cepa!

Cualquier caravana de 2022 con destino al sueño americano, tiene enormes posibilidades de llegar a este país. ¡Porque somos así!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba