CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

¡Tenemos que actuar!

Pablo Medina / Venezuela RED Informativa.us

¿Cómo es eso que las Marchas de la Muerte, el viacrucis que significa atravesar el Tapón del Darién que se traga todos los días a docenas de venezolanos, no es un asunto de las dos cuerditas que tienen destruida a Venezuela?

Diosdado, Julio Borges, Nicolás Maduro, Juan Guaidó, los dos Leopoldos de la Baraja y muchísimos farsantes más en Venezuela y también en el resto del mundo, se convierten en asesinos, en criminales, en genocidas, cada vez que desaparece un venezolano en aquellos horribles pantanos.

Régimen y oposición electorera son responsables por acción o por dejadez, de que millones de venezolanos hayan tenido que escapar y que, día a día, continúen huyendo del país. Saliendo despavoridos de una Venezuela donde todos esos bichos sin conciencia le robaron el futuro, para que nada más unos pocos se embolsillen con su presente.

¡Estúpido Diosdado! ¡Claro que los únicos que mueren en la infame Selva de Darién no son solamente venezolanos! Hay haitianos, hay cubanos, hay bolivianos. Es el paso obligado de tantos hombres y mujeres de tantas nacionalidades como regímenes dedicados al crimen de estado existen en nuestro continente, como el que tú jefeas en tu condición de gran mafioso que eres en Venezuela.

A todas esas familias que se arrastran por el horror del Darién se les reconoce fácilmente: cargan hambre vieja, enfermedades, falta de oportunidades de vida para ellos y para sus hijos en sus propios países y mucha miseria aguantada.

Y nadie pareciera estar realmente interesado en ponerle el cascabel al gato. Como tampoco lo hizo el presidente Santos, ni el presidente Duque, ni tampoco el presidente Cortijo de Panamá, ni López Obrador ni Joe Biden. Que seres humanos sean devorados por caimanes tratando de conseguir algo de calidad de vida, les importa un carajo.

El paso de los inmigrantes venezolanos a través de la Selva de Darién se ha convertido en una expresión macabra del tipo de vida que, tanto afuera como adentro del país, le sale llevar al venezolano del siglo XXI.

Señores, nos están extinguiendo: ¡TENEMOS QUE ACTUAR!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba