CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Trapo rojo

Que nadie se equivoque: ¡del régimen de Caracas no se puede esperar nada bueno, ni por las buenas!

Nadie puede creer en la eficacia de un decreto del choro colombiano que genere un aumento salarial suficientemente importante como para que el país deje de exigir que se indexen y dolaricen todos los salarios y las pensiones en Venezuela. Por ahí la nación ha transitado mil veces y no se llega a ningún lado.

Si vuelven y vuelven a subir el monto de los sueldos y de las pensiones en bolívares, al porcentaje que sea, nos quedamos en las mismas de siempre: más y más bolívares en los bolsillos de la gente, con los cuales cada vez se pueden comprar menos cosas en dólares.

¡Mira Nicolás Maduro la nación venezolana ya no es pendeja! Hace muchísimo tiempo que dejó de creer en ti, si es que en algún momento las grandes mayorías te tomaron en serio. Y en cuanto a tus peleles de la oposición que sacas y metes del baúl de ventrílocuo, tampoco te creas que la tienen fácil para convencer al país. La nación venezolana, a la cual estás montado en someter a punta de hambre, va a seguir jodiendo hasta que consiga la indexación y dolarización de sus salarios y pensiones, tanto para el sector público como para el privado. Igualmente seguiremos jorobando la paciencia hasta dejar de ser una colonia de tu curruña Díaz-Canel.

El venezolano ya no se puede ni arreglar ni mucho menos conformar con un aumento ni lineal, ni por escalas, ni por cualquier otra historia que se les ocurra. Simple: lo que paguen en cualquier tipo de aumento cancelado en bolívares, le será arrimado y con ganas a todos los precios de todos los bienes y servicios que se muevan en Venezuela, y en dólares. ¡Este es el cuento de nunca acabar!

Si quieres, Maduro, desmoñingate en explicaciones disparatadas y estúpidas sobre siniestras páginas web que ponen en carrera el tipo de cambio del Banco Central. ¡Dale!

Igual, llámate a tus monigotes de las conversaciones en México y pídeles que utilicen el liderazgo con que no cuentan para calmar a un país que cada vez tiene menos con qué caerse muerto.

No hay salida que no sea la indexación y la dolarización de los salarios y de las pensiones en Venezuela; cualquier otra vía son solo TRAPOS ROJOS. Cada vez mas sucios y mas deshilachados, el que quiere entender que entienda.

Hoy rendimos homenaje al Libertador Simón Bolívar, porque se cumplen 192 años de su fallecimiento. Deseamos que su alma descanse en Paz, puesto, como sabemos, su tumba fue profanada.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba