El Fogón de la Editora

TRUMP ES AMÉRICA

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

¡Trump vino, y vino bien bravo! Como decimos en mi país de origen, Venezuela: ¡Yo soy Donald Trump!

El catire Trump llegó pegando, y pegando bien duro. Habla de recuperar el liderazgo en América y de América en el mundo. De las elecciones de 2020 insiste en que se las robaron, y de la vergüenza de ver a los Estados Unidos de América flotando como un corcho a la deriva, sin brújula. ¡Y mentira no es!

Trump, sin hacer ninguna concesión a la demagogia y la mentira dice, y dice muy alto: Dios creó solo dos géneros: hombre y mujer. Para él hay que derrotar el nuevo culto al género, que no mejora en nada ni al país ni al mundo. Porque, para Donald Trump, la única ideología que tiene sentido y peso en este país es la creencia ciega en el Destino Manifiesto de los Estados Unidos de Norteamérica.

Recuperar el prestigio y la presencia norteamericana en el mundo, va más allá de la producción industrial o del American First. Es aterrizar a este país en sus roles y sus responsabilidades ante un planeta cada vez más sucio y complicado. Es retomar con fuerza y valentía los valores y los principios en los cuales cree este país y ha crecido desde los Padres Fundadores. La familia, la fe en el desempeño y en la inventiva personal, el ingenio y la búsqueda de la felicidad.

El Panamericanismo bien entendido, como el verdadero patio de la libertad continental. Todo aquello que enfrente a la porquería con que los regímenes de Cuba, Nicaragua y Venezuela sojuzgan a sus naciones. Y no continuar confundiendo a la juventud con los enredos artificiales de una supuesta lucha entre géneros que no existe, que para lo único que sirve es para esconder la baja capacidad de acción de una administración federal vacía y sin sustancia sobre lo importante.

Yo tengo muchos años viviendo en este país, y puedo ver y sentir como la América que yo conozco está atravesando unos de sus peores momentos. Estados Unidos está, hoy en día, detrás de las fuerzas más oscuras y tenebrosas del planeta Tierra. América necesita recuperar nuevamente su autoestima y su propia percepción de Potencia.

Y para mí, nadie mejor que Donald Trump para regresar a la dirección de la cual nunca debimos haber salido. ¡Trump es América!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba