Internacional

Turbia Piedad Córdoba «pasa raqueta» por Honduras y no la dejan salir del aeropuerto con US$ 68 mil sin declarar

Alexander Arredondo / Venezuela RED Informativa.us

Las autoridades de Honduras detuvieron el lunes en un aeropuerto a la senadora colombiana Piedad Córdoba cuando pretendía salir del país con una fuerte suma de dinero sin declarar.

“Ha sido provisionalmente retenida para investigación por la portación de aproximadamente 68.000 dólares americanos que no fueron declarados”, informó la Dirección de Migración en un comunicado.

La senadora fue detenida en el aeropuerto de Palmerola, en la ciudad de Comayagua, unos 90 kilómetros (unas 56 millas) al norte de Tegucigalpa.

Según Migración, Córdoba explicó que el dinero pertenece a un empresario colombiano que reside en Tegucigalpa, quien está siendo citado por la fiscalía de Honduras para rendir declaración.

La senadora llegó a Honduras el 22 de mayo y realizó una visita de cortesía a la Casa Presidencial. Córdoba arribó al país para participar en actividades de organizaciones de mujeres y de derechos humanos, señaló la presidencia en un comunicado.

“La senadora solicitó audiencia el día martes 24 con la presidenta Xiomara Castro con el objetivo de saludarla, y fue recibida como amiga y líder política”, indicó la nota.

Ni la policía nacional ni el Ministerio Público respondieron de inmediato a las llamadas de The Associated Press para realizar comentarios.

Se pudo conocer que el medio de comunicación El Colombiano informó el miércoles que se comunicó con Córdoba, quién les negó que estuviera retenida y agregó que el dinero «es fruto de un contrato de asesoría».

“Yo misma fui la que sacó la plata para pagar el impuesto de salida. En la aduana un muchacho, muy sobrado, dijo que había que contarla una por una. Yo no me iba a poner a discutir por eso. La plata fue contada, yo no estoy retenida y no he tenido ningún problema con eso”, afirmó Córdoba a El Colombiano.

En su país, Córdoba ha sido vinculada a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, por lo que fue sancionada en 2010 por la Procuraduría General, una decisión que quedó anulada en 2016.

Durante esos años, pregonó su inocencia y dijo que solo tuvo nexos con las FARC para conseguir la liberación de políticos, militares y policías secuestrados por la guerrilla.

Tras el final de su inhabilitación para ejercer funciones públicas, el 13 de marzo fue elegida senadora por el movimiento Pacto Histórico, que impulsa la candidatura de Gustavo Petro a la presidencia en los comicios del 29 de mayo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: