El Fogón de la Editora

UNA DE VAQUEROS

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

¡Yo estoy horrorizada, en shock! Leer una carta firmada por un grupo de venezolanos solicitándole al gobierno norteamericano que levante las medidas de presión sobre el régimen de Caracas, me parece abominable.

Repiten los mismos argumentos de los criminales castristas de Cuba, con el asunto del bloqueo. En “venezolano”, todos estos académicos y hombres de negocio de nuestro país imitan a los comunistas de La Habana: “es el pueblo quien sufre con las restricciones”.

Así, estos personajes de la picaresca de siempre en Venezuela ahora se metieron a defensores de la gente. Son Robín Hood y su banda, que roban a los pobres, solo que para quedarse ellos solitos con el botín de todos

Justamente son los mismos sinvergüenzas que no dijeron ni pío, cuando los «guaidolovers» se embolsillaron los miles de millones de dólares provenientes de USAID para socorrer al pueblo que tanto dicen preocuparles. ¡Por favor!

Los mismos sinvergüenzas que interceden por los privilegios e impunidades de quienes controlan ilegalmente el poder en nuestro país. Defendiendo a los otros bandidos que llevan más de dos décadas saqueando a Venezuela; les liberen sus activos robados en Estados Unidos, les echen a andar sus bonos chatarra y les vuelvan a dar visa para ir a Disney.

Creo ser expresión de los ocho millones de venezolanos que estamos fuera del país. Todos, todos sin excepción, queremos ver a nuestra tierra verdaderamente recuperada, libre, en paz y en auténtica prosperidad. Pero no podemos aceptar que otra de las tantas mafias pegadas a los negocios que regenta el poder ilegítimo en Venezuela, nos quieran hacer creer que son las medidas y las restricciones que existen sobre el régimen de Caracas las responsables del desastre nacional. ¡Eso no es verdad!

Las medidas y restricciones implementadas por la Administración Trump son la última frontera, el límite probable que nos queda entre el dominio absoluto del narcorégimen de Caracas, y la posibilidad de recuperar algún día la normalidad en nuestro país.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: