El Fogón de la Editora

¡UNA EXTRAÑA HISTORIA!

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

A finales del año 1909 recalaron en la rada del Puerto de la Guaira un par de cañoneras con bandera norteamericana en “visita” de cortesía. Ambas cargaban un contingente bien sabroso de Marines, pa’ por si acaso, como decían en aquellos tiempos.

“Casualmente” en esos días puso el presidente interino de Venezuela, el general Juan Vicente Gómez, un “cable” a su compadre y presidente en ejercicio Cipriano Castro, quien hacía trasbordo en Curazao vía Alemania por asuntos de salud.

La historia anecdótica de la Venezuela siempre revuelta, apunta, no se sabe si fue verdad o no, que el texto del telegrama más o menos decía: «¡Compadre, no se regrese: está tumbao!».

Así, mientras para la celebración del día de la Declaración de Independencia de Venezuela en este 2024 aparecen dos barcos de guerra rusos en el mismo puerto de La Guaira, el régimen asesino de Maduro estrena el Ministerio del Poder Popular para los Abuelitos y Abuelitas de la Patria. ¿Qué tal?

¡Muérgana la historia de Venezuela! Le juega malas pasadas a la gente del país una y otra vez.

Total que ayer, 4 de Julio, celebramos el Día de la Independencia de los Estados Unidos de Norteamérica. Mientras que hoy, 5 de Julio, pues no tenemos muy claro lo que están celebrando los bandidos del régimen allá en Caracas. Con toda seguridad no será el día de la Declaración de la Independencia de Venezuela. Porque con barcos de guerra rusos fondeados en La Guaira, cubanos por todos lados, iraníes haciendo lo que les da la gana con el país y docenas de bandidos tratando de convencer que Venezuela es un país realmente independiente, estamos bien fritos.

Y, lo peor, es que no se puede decir que esto que está pasando en Venezuela nunca antes se había visto.
Solo consuela que pronto, muy pronto, todos dejen de usar a la pobre Venezuela como un garrufio de chapita de una buena vez.

www.venezuelainformativa.us no se hace responsable de la opiniones que aquí se publican. Es total responsabilidad de la escritora

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba