El Fogón de la Editora

USA HACIENDO NEGOCIOS CON EL VERDADERO ENEMIGO

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

No parecen ser suficientes las persecuciones, el horror, los tantos éxodos y los muchos genocidios que ha sufrido a lo largo de los siglos el pueblo de Israel. Lo que era una frágil paz, pero paz al fin y al cabo, durante el fin de semana pasado de volvió a convertir en una despiadada guerra entre las fuerzas más oscuras y malvadas del terror mundial, en contra de un pueblo que finalmente consiguió su refugio bíblico.

Unas hordas de muerte, secuestros y pillaje salieron de los albañales de la Franja de Gaza como la peste bubónica, para devorarse todo lo que encuentra a su paso. Como siempre han hecho los fanáticos mortales del Hamas: los miserables iraníes, los arman, y los chinos, se arreglan en todos lados a las mil maravillas con todos ellos.

Borrachos y drogados por el odio, las fieras del Hamas asaltaron conciertos, casas de civiles y todo lo que se les ha atravesado por delante. Matan, roban, secuestran y violan. Terror por simple terror. Sin escrúpulos, con desempeño nazi, otra vez.

Pero la Venezuela buena y preocupada no puede ni olvidar, sin ver pa’ los lados ante este infierno que se ha abierto otra vez en Medio Oriente. Hamas, Irán y Siria, entre otros peligrosísimos más, son los verdaderos compinches de Maduro y sus secuaces. Son los terroristas y asesinos que aseguraron la carrera como hampón de Tarek El Aissami, y del bojote de tiendas y negocios que hoy por hoy sirven de tapadera en Venezuela para blanquear el dinero del crimen y del asesinato de origen árabe e iraní fundamentalista.

Porque la porquería del siglo XXI también acabó hace años con el turquito y el sirio de las tiendas de víveres y de telas de los pueblos de mi país. Ahora, lamentablemente, aquellas buenas personas que le fiaban a las familias de antes, que casaban a sus hijos e hijas con nuestros muchachos, son solo recuerdos y canciones de Billo’s.

El Oriente de Venezuela es escenario de aliviaderos y de campamentos de entrenamiento de las milicias del Hamas. A plena luz del sol, iraníes y palestinos “enseñan” a los violentos “Hechos en revolución” a asistir y proteger a un estado y a un régimen de matones, pillos y ladrones.

Allá en Venezuela, de cara a quienes lo quieran ver, palestinos, sirios e iraníes entrenan a los colectivos del régimen para aniquilar pueblos completos o grupos disidentes enfrentados al chavismo, como fue el caso del Héroe de la Resistencia, Oscar Pérez.

Los terroristas de Hamas atacan en Israel, pero se entrenan, descansan, curan sus heridas y sacan pasaportes con nombres falsos en Venezuela.

¿Cuándo la gente se va a dar cuenta de que los problemas son como los pulpos? En Venezuela existen muchísimos tentáculos, y Venezuela está y muy cerquita de los Estados Unidos de América.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba