Venezuela

USA negó asilo y deportó directo a las garras del régimen de Maduro a teniente GNB que huyó de Venezuela tras Operación Armagedón (+Video)

Alexander Arredondo / Venezuela RED Informativa.us

Este jueves 14 de diciembre, el abogado Carlos Ramírez López informó que Estados Unidos negó el asilo y deportó al teniente de la Guardia Nacional Bolivariana, Pedro Naranjo Machado.

Ramírez López informó que Pedro Naranjo fue deportado y ya se encuentra en Caracas en el Destacamento 451 de la Guardia Nacional en Maiquetía, estado Vargas.

El abogado explicó que Naranjo Machado estuvo detenido en un centro en Luisiana, Estados Unidos, durante un mes y agregó que cuando se enteraron de la deportación ya no se podía hacer nada.

Aseguró que el caso no se puede perder de vista y afirmó que «pide a Dios» que proteja tanto a Pedro Naranjo como a los 300 presos políticos «que sufren en las cárceles de la dictadura». Aseveró que continuarán en la lucha.

¿Qué hizo Pedro Naranjo Machado?

Pedro Naranjo Machado es hijo del general de división de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) Pedro Naranjo Suárez, quien estuvo encarcelado durante tres años por su presunta vinculación con la «Operación Armagedón», un supuesto plan denunciado por el régimen de Nicolás Maduro que intentaba «desestabilizar» los poderes públicos para sabotear los comicios presidenciales del 20 de mayo de 2018.

María Elena Machado, madre del teniente, explicó en entrevista al Diario Las Américas que al general Naranjo Suárez le otorgaron casa por cárcel tras haber sufrido un accidente cerebrovascular (ACV), pero tiempo después le informaron que la medida sería revertida, por lo que debía regresar a los sótanos de la Dgcim, y es cuando toma la decisión de huir junto a su hijo.

“Decide llevarse a su hijo, porque para nadie es un secreto que muchos de los familiares de los presos políticos que han logrado huir de este país han sido torturados, desaparecidos y detenidos, por esta razón mi hijo y su padre decidieron huir”, sostuvo María Elena Machado.

Machado detalló que su exesposo y su hijo inicialmente se refugiaron en Colombia para solicitar protección internacional, pero no recibieron ayuda. Luego cruzaron el Darién y llegaron a México, donde tampoco recibieron protección. Finalmente cruzaron el Río Bravo y se entregaron a las autoridades estadounidenses el pasado 4 de octubre.

«Huyeron para salvar su integridad física y su vida, que corría peligro al quedarse (en Venezuela), siendo hijo de un preso político venezolano fugitivo de la justicia», dijo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba