Venezuela

Vándalos robaron aire acondicionado que mantiene conservado cuerpo incorrupto de la Madre María de San José (+Video)

Úrsula Montenegro / Venezuela RED INformativa.us

El cuerpo incorrupto de la Madre María de San José, la primera beata venezolana, que se exhibe desde hace 28 años se encuentra en riesgo tras el robo del sistema de climatización necesario para su conservación.

Esta obra religiosa no escapó de la delincuencia que la despojó de su sistema industrial de aire acondicionado.

La hermana Eucaris Moreno, directora de la Congregación Hermanas Agustinas Recoletas, alertó sobre el peligro que se cierne sobre el cuerpo de la beata.

El hurto de los equipos dejó sin aire acondicionado al santuario. Por lo que los feligreses deben soportar mucho calor durante los oficios religiosos.

Moreno reiteró que en el lugar reposa el cuerpo incorrupto de la Madre María de San José, rRazón por la que este hecho “le atañe a todo el pueblo venezolano y por supuesto al aragüeño”, señaló. Esta no es la primera vez que el templo es víctima de la delincuencia y el vandalismo.

Entre agosto y septiembre de 2020, la escultura del rostro de la Madre María de San José fue objeto de actos vandálicos. Antisociales la pintaron de rojo y la rociaron con aceite y luego rompieron parte de la obra.

El santuario está ubicado frente a la Casa Hogar Inmaculada Concepción y se comunica mediante una pasarela de hierro y vidrio. Actualmente la estructura evidencia un grave deterioro que pone en riesgo a las religiosas que lo atraviesan constantemente.

La Hermana Eucaris Moreno llamó a la feligresía y a la ciudadanía en general, para que contribuyan con el mantenimiento de la estructura. También con la Casa Hogar que dirige la congregación, y en la que alojan a unas 40 niñas huérfanas.

Las Hermanas Agustinas Recoletas ya arribaron a 121 años de fundadas por Laura Evangelista, hoy Beata Madre María de San José y el Padre Vicente López Aveledo.

El Santuario, que se ubica en la calle López Aveledo entre la avenida Bolívar y Santos Michelena, en Maracay, fue construido por el entonces gobernador de Aragua, Carlos Tablante.

El lugar funge como sitio de veneración de Laura Evangelista Alvarado Cardozo, una monja católica nacida en Choroní el 25 de Abril de 1875. Conocida como Madre María de San José se le declaró venerable en marzo de 1992 y Beata en marzo de 1994.

El cuerpo de Laura Evangelista se trasladó al Santuario el 17 de septiembre de 1994 de la Casa Hogar donde vivió hasta el día de su muerte. Allí reposa y se mantiene en un sarcófago de cristal y con apenas un aire acondicionado pequeño para evitar su descomposición.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: