CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Venezolanos, por ahí no es la cosa

Los principales países y paisuchos chulos del régimen bolivariano que saquea a Venezuela, acabaron de una vez por todas con las bravatas del colombiano Maduro. Hasta acá llegó el lío con Guyana, la Zona en Reclamación y los falsos resultados de la consulta sin pies ni cabeza del domingo 3 de diciembre.

La reunión entre el mandamás de Guyana y el dictador de Venezuela terminó como todos lo imaginamos: se regresó al Acuerdo de Ginebra, pero en esta oportunidad auditado y gestionado por los grandes depredadores de nuestro país. China, Rusia, Cuba y las cuotas iniciales de estados que conforman los chulos de CARICOM, con el arbitraje del hampón de Luis Ignacia Lula. Todos ellos representan el equivalente al Nuevo Protocolo de Puerto España, versión diciembre de 2023.

Congelamiento de la Zona en Reclamación y reuniones sin fin entre dos cancillerías, una de las cuales, la nuestra, no sirve para nada. Ese es el balance.

O sea: empate técnico entre las empresas petroleras CHEVRON y EXXONMOBIL para hacer y deshacer lo que les dé su real gana en el territorio Esequibo. Sin menoscabo, por cierto, de la honra de un país que hace años se perdió cuando el difunto le dio por regalar a Venezuela a lo peor y más sucio del planeta Tierra.

A Maduro le pararon el trote. Lo único que quedó en limpio de toda esa paja fue la potente capacidad del nuevo Tibisay, don Elvis Amoroso, como creador de la falsa participación electoral, los resultados de mentiras y los números completamente absurdos que anunciaron luego del referéndum.

Y eso es bueno. Bueno para todos aquellos que aún siguen chupándose el dedo con las supuestas posibilidades de salidas electorales de todos estos bichos de Venezuela.

Es que no le prestan atención a Diosdado Cabello y a su narco Mazo. Ellos nunca se van a ir. Ellos nunca van a dejar el poder; ya van para 25 años mandando y robando todo lo que se les atraviesa y todo pinta que esto es pa’ largo. Al menos por las buenas…

Con el amigable Departamento de Estado de los Estados Unidos de Norteamérica, la Europa muy democrática y los venezolanos que aun insisten en hacerse, o ser quién sabe, los pendejos, porque jamás, pero jamás, saldremos de esta desgracia.

Venezuela, no te pierdas: de esta solo sales con calle, con protestas masivas por una vida digna y mucha, mucha Resistencia.

Venezuela, no te sigas creyendo el cuento de las rehabilitaciones, los adictos al voto de siempre y la oposición amiga del régimen.

Venezuela, por ahí no es la “cosa”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba