El Fogón de la Editora

VENEZUELA EN LISTA DE ESPERA

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

Hace poco más de tres años desaparecieron los vuelos que hacían ruta directa desde Maiquetía hacia los principales destinos del resto del mundo. A Europa y Norteamérica, aún todavía, solo se llega través de escalas odiosas en Estambul o en la República Dominicana.

Los últimos aviones de vuelos directos en salir de Venezuela, tras décadas de ir y venir, carretearon pista ondeando el Tricolor Nacional desde las ventanillas de los pilotos, como señal de despedida.

Desde los parlantes internos de cada uno de esos vuelos, las tripulaciones prometían a los pasajeros que pronto regresarían. Que nuestro país había sido, desde siempre, un destino confiable, rentable y habitual, tanto para sus países como para sus compañías. Que el regreso de los vuelos directos vendría en compañía de una Venezuela finalmente libre.

El entusiasmo resultaba más denso, más prometedor que las despidas. El mundo, el mundo decente, estaba con nosotros. Nos acompañaba; no estábamos solos en el esfuerzo de recuperar nuestras libertades robadas.

Una enorme corriente de entusiasmo y posibilidades recorría el discurso de las grandes cadenas de noticas, de la Oficina Oval y hasta de algunas cancillerías de Europa, que decían estar del lado de las grandes mayorías del país.

Hasta que todo, todo, se desinfló. La maldad, la picardía y la falta real de compromiso con la recuperación de toda una nación, se evaporó. La solidaridad por el martirio en que vive el pueblo venezolano fue tapiada por la peste china, las vagabunderías de la oposición venezolana y las dobles caras de muchísimos países que acompañan al régimen de Caracas, haciendo con ellos negocios turbios.

Hoy, Iberia y Air Europa anuncian su próximo regreso con vuelos directos. Con toda seguridad, detrás de ellos se pegará Italia, Francia y la Lufthansa de Alemania.

Es decir, se puede perfectamente pensar que las mismas líneas aéreas norteamericanas que sirven las rutas que terminan en La Habana no tardarán en regresar a Venezuela.

Total, como en nuestro país no pasa nada, y si pasó, ya pasó; todas esas compañías aéreas volverán a aparecer en los monitores y en las pantallas que indican los vuelos que entran y salen de Maiquetía. Claro, cuando haya electricidad.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: