Venezuela

Venezuela perdió su último glaciar: La Corona en el Pico Humboldt de la Sierra Nevada en Mérida

Alexander Arredondo / Venezuela RED Informativa.us

El ecologista Fernando Jáuregui, productor de la campaña multimedia Ecoprácticas, lamentó que Venezuela haya perdido su último glaciar como consecuencia del cambio climático.

Este lamentable retroceso, en el glaciar La Corona que se ubicaba en el Pico Humboldt, del Parque Nacional Sierra Nevada en el estado Mérida, fue causado por el aumento de las temperaturas que llevó al derretimiento acelerado del hielo.

“Todo esto ocurre por el cambio climático. Es el efecto que tiene el carbono, el CO2 producidos por el combustible fósil como petróleo y carbón, que está calentando la atmósfera de la tierra”, detalló el especialista.

Jáuregui explicó que lamentablemente se está “perdiendo un reservorio de agua”, pues contó que cuando llovía a esa altura, antes de los efectos devastadores del cambio climático, esa lluvia se congelaba, se hacía hielo y nieve, para que después, en época de sequía, se derritiera “gradualmente” para ir montaña abajo “a comunidades, ríos, plantíos”.

Los efectos en contra

El ecologista manifestó que uno de los efectos en contra más importantes es que ese glaciar actuaba como un reservorio de agua, proporcionando un suministro constante durante la temporada seca a través de los ríos y arroyos alimentados por el derretimiento del hielo.

Por otro lado, agregó que este calentamiento está provocando, en el caso de Los Andes, la aparición de insectos portadores de enfermedades, como el mosquito que transmite la malaria y que son típicos del sur de Venezuela o zona selváticas.

“El cambio climático está afectando la vida de todos los seres humanos en el planeta”, dijo. “Venezuela contribuye a agravar el cambio climático por la desforestación sistemática que se está haciendo en el país, especialmente al sur del país, con el llamado Arco Minero del Orinoco; son los bosques y selvas los que capturan el carbono del aire producido por los combustibles limpiando el aire. Además de absorber el calor del sol cuando deforestas, no hay captura de carbono, no hay una mitigación de la temperatura, tampoco producción de oxígeno, ni producción de agua”.

De seis a nada

National Geographic en su página web reseña que, hasta 1910, Venezuela contaba con seis glaciares que cubrían un área total de 1.000 kilómetros cuadrados.

Sin embargo, “hoy en día, estos han quedado reducidos a pequeños fragmentos de hielo que ya no califican como glaciares”.

Cinco de los glaciares del país habían desaparecido para 2011, quedando solo el glaciar La Corona en el Pico Humboldt, en el Parque Nacional Sierra Nevada.

A pesar de ello, este emblemático punto congelado ha menguado tanto que ahora ha sido reclasificado como un campo de hielo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba