Cuando el Río Suena

Venezuela y Colombia reanudarán relaciones binacionales

Glenda Romero / Venezuela RED Informativa.us

Aunque no está definida la política migratoria que implementará el exguerrillero del M19, Gustavo Petro como nuevo Presidente de Colombia, está claro que a partir de agosto, que es cuando oficialmente asumirá el cargo de Jefe de Estado de la nación neogranadina, se reanudarán las relaciones diplomáticas y la apertura de la frontera, entre Colombia y Venezuela.

Estas negociaciones entre ambos países le otorgan a las relaciones bilaterales un giro de 180 grados, comparativamente con la realidad que venía existiendo con el gobierno de Iván Duque. En ese contexto la incertidumbre marca el escenario, toda vez que desde la balanza de pagos y flagelos como el narcotráfico, el contrabando, el secuestro y la guerrilla, entre otros, han sido fenómenos existentes siempre entre Colombia y Venezuela. Ahora con un presidente izquierdista por primera vez en la historia de Colombia, es necesario esperar, para acertar cómo será el manejo de este complicado escenario.

Petro tiene el reto de pacificar a la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y a los disidentes de la FARC, pero la presencia paramilitar será un hueso duro de roer.

El nuevo presidente colombiano tendrá que designar embajadores con el gobierno de su par venezolano y reabrir los consulados de ambos países.

En el próximo trimestre podría restablecerse, por ejemplo, las operaciones aeronáuticas, para que las líneas aéreas Avianca y Conviasa ofrezcan sus vuelos entre ambos países.

El gobierno saliente de Iván Duque, viene de reconocer a Juan Guaidó como presidente de Venezuela, desde hace tres años y medio y denegar al régimen de Maduro, al cual ha venido considerándole ilegítimo. Se prevé pues un cambio radical en comparación con la nula relación de Duque con Maduro y su alianza con la oposición venezolana.

Uno de los temas más complicados es el de la masiva migración a Colombia, de venezolanos en los últimos años, pues se calcula que en el país vecino hay un promedio de 1,8 millones de migrantes, refugiados y desplazados venezolanos. Colombia ahora con Petro en el poder dejará de ser atractiva como nación de apoyo al migrante venezolano, que ha huido de una dictadura de izquierda.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: