CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Verdades peligrosas

Venezolanos: ¡en Venezuela claro que están pasando cosas! Por favor: las primarias, los viajes en familia a Bruselas y los paseos electorales que no nos llevan a ningún lado, NO es lo único que está ocurriendo en nuestra tierra. ¡Claro que no!

Esas son apenas las cuatro tonterías que repite y repiten Globovisión y VTV, junto al resto de los medios enchufadísimos con la dictadura. Todos ellos nada más hablan de las mismas pendejadas y embustes que el régimen necesita que la gente solo se entere. La verdad, con todo y sus grandes mentiras, a ratos apenas y asoma la cara a través de las redes. ¡Y NO siempre!

Entonces uno se entera que el orador de orden escogido por Manuel Rosales para conmemorar el Aniversario de la Batalla Naval de Lago de Maracaibo el lunes pasado a última hora se le echó para atrás. Nadie le había dicho que para la parada en el Paso del Lago iría Maduro y el hombre le dejó el pelero al Piro-Piro del Zulia. No quería retratarse con el colombiano, ni con los capos del Cartel de los Soles que llegaron a Maracaibo en medio de un ataque de falso patriotismo para recordar al almirante Padilla. Luego vino la pita monumental cuando los maracuchos fueron a verlo para gritárselo en su propia cara: “Maduro C****…”.

La misma situación se ha presentado a lo largo de toda la semana en el llenadero de la extinta PDVSA, donde se encuentra anclando el buque Alicia a la espera de ser cargado con los combustibles robados por el régimen a todos los venezolanos, con destino a los proxenetas de Cuba.

Andan de operación morrocoy quienes operan las llaves y las válvulas del gasoil y de la gasolina que le roban los Castro dos veces por semana todas las semanas a Venezuela. Tras la viralización del Criterio «El Alicia», los operadores se han dado cuenta del atraco a nuestro país; mientras no hay gasolina en todo el territorio, pero en Caracas sí, por miedo a que los caraqueños se alcen.

Recuerden mis amigos, para que no nos confundamos el día de mañana cuando esto desparezca: la complicidad en los chuecos de un régimen ilegal e ilícito también se cobrará como delito… en su momento. Que nadie se esconda el día después en aquel “recibí órdenes” al estilo nazi. No les va a servir de nada.

En Venezuela no todo es María Corina, ni Pérez Vivas, ni «er» Conde del Guácharo, ni los desfiles de modas que salen por Globovisión.

Cada vez más, cada día más, Venezuela es más y más Resistencia. Porque la agenda del país no la ponen ni los cubanos, ni los tuiteros pagados por el régimen, ni sus embustes y mentiras echadas a correr por entre las redes.

¡Venezuela somos nosotros, no esos malvivientes! Y a esa Venezuela, nos toca pensar y refundarla a todos nosotros; con o sin ayuda. Si hace más de 200 años pudimos hacerlo y solos, hoy también tenemos que volver a lograrlo.

Por eso: ¡Dios, Venezuela libre y Cese de la Ocupación!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba